Las Provincias

València, 19 jun (EFE).- Un estudio revela que casi el 40 % de las muertes atribuidas al exceso de peso corporal en 2015 se produjo entre personas cuyo índice corporal estaba por debajo del umbral considerado obeso, lo que lleva a afirmar a uno de sus autores que se está "subestimando" la magnitud de las consecuencias del sobrepeso.

Según el estudio, un porcentaje creciente de personas mueren por estos problemas de peso al aumentar el riesgo a sufrir enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes o diversos tipos de cáncer.

La investigación sobre los efectos en niños y adultos del sobrepeso y la obesidad en todo el mundo, que ha sido publicada en "The New England Journal of Medicine", tiene como coautor al catedrático de Psiquiatría de la Universitat de València Rafael Tabarés-Seisdedos.

Según ha manifestado, estos hallazgos representan "una creciente y preocupante crisis mundial de salud pública", al descubrir que las personas se mueren por la obesidad y también por el sobrepeso.

Los resultados son "alarmantes" a nivel global, también para España, y especialmente para grupos de población más vulnerables como los niños y las personas con trastornos mentales, según ha informado la universidad en un comunicado.

Según la investigación, en 2015 el exceso de peso afectó a 2,2 mil millones de niños y adultos en todo el mundo, o el 30 % de todas las personas, incluidos casi 108 millones de niños y más de 600 millones de adultos con IMC superior a 30, el umbral de la obesidad.

La prevalencia de la obesidad se ha duplicado desde 1980 en más de 70 países y ha aumentado continuamente en la mayoría de las otras naciones.

Aunque la prevalencia de la obesidad entre los niños ha sido menor que entre los adultos, la tasa de aumento de la obesidad infantil en muchos países fue mayor que la de los adultos.

Entre los 20 países más poblados, el nivel más alto de obesidad entre los niños y los adultos jóvenes fue en Estados Unidos, el mayor número de adultos obesos se encuentra en EEUU y China, mientras que las tasas más bajas fueron en Bangladesh y Vietnam.

En España, el 20 % de las mujeres mayores de 20 años son obesas y el 16 % de los hombres, lo que significa una aumento de 5 puntos porcentuales respecto a 1980.

La investigación se ha realizado en 195 países y durante 25 años (1980-2015) e incluye análisis de otros estudios sobre los efectos del exceso de peso y los posibles vínculos entre el alto IMC y los cánceres de esófago, colon y recto, hígado, vesícula y vías biliares, páncreas, mama, útero, ovario, riñón y tiroides, y la leucemia.