Las Provincias

Amurrio , 19 jun .- El diestro valenciano Enrique Ponce ha destacado hoy "el sentido de la pureza" del toreo que tenía Iván Fandiño, un matador que "salía siempre a la plaza a darlo todo" y que "ha dado la vida por lo que más quería, el mundo del toro".

Ponce ha sido un de los compañeros del diestro vizcaíno que esta mañana se ha acercado hasta el tanatorio de Amurrio (Álava) donde ha sido instalada la capilla ardiente por Fandiño, muerto el sábado de una cornada en Francia, para dar el pésame a la familia.

A su salida y en declaraciones a los medios de comunicación, Ponce ha destacado que "se ha ido uno de los grandes de los últimos diez años" y ha recordado que él tuvo el "gusto y privilegio" de torear con él en muchas ocasiones.

"Era un torero realmente extraordinario, en cuanto a su verdad y pureza, en su manera de interpretar el torero", ha descrito un emocionado Ponce, quien se ha referido a Fandiño como un "compañero extraordinario"

Ha destacado que el diestro vizcaíno era uno de esos toreros que dentro de la plaza "no se dejaban ganar la pelea nunca. Siempre salía arreando muchísimo". Ha opinado asimismo que Fandioño ha aportado "muchísimas cosas" al mundo del toreo y también "ilusión" y "emotividad" al aficionado.

Ha subrayado Además "el sentido de la pureza" que tenía "en todas sus formas, desde con el capote hasta con la espada". Era, ha añadido Ponce, "un torero que tenía torería, que sentía el toreo desde lo más profundo y que vivió por y para el toro".

Y finalmente ha asegurado que no hay palabras para expresar el "dolor" y la "importancia" por lo ocurrido. "Una tragedia de esta magnitud nos deja a todos derrumbados. No hay palabras de consuelo para la familia", ha concluido.