Las Provincias

Castellón, 19 jun (EFE).- Agentes de la Guardia Civil de Benicarló han detenido a dos personas como supuestas responsables del cultivo de 1.282 plantas de marihuana en una granja en la localidad castellonense de Càlig.

A los detenidos se les acusa de un posible delito contra la salud pública, según han informado fuentes de la comandancia provincial en un comunicado.

La actuación se inició con motivo de los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para combatir el tráfico de sustancias estupefacientes en la provincia.

Los agentes averiguaron que en una granja de Càlig podía existir una plantación de marihuana y al desplazarse hasta allí la descubrieron, con un total de 1.282 plantas con tamaños de entre 1,20 y 1,50 metros de altura.

Por todo ello, identificaron y detuvieron a los supuestos responsables de esa plantación, dos varones de 27 y 55 años de edad, como supuestos autores de un delito contra la salud pública (cultivo de marihuana), y las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado Mixto número 2 de Vinaròs.