Las Provincias

València, 19 jun (EFE).- Arrocerías Pons, interproveedora de Mercadona, ha registrado unas pérdidas netas de 0,9 millones de euros en 2016, si bien ha aumentado su resultado de explotación, que se sitúa en 200.000 euros, y su volumen de ventas.

Esas pérdidas se deben a los gastos derivados de la adquisición de Arrocerías El Dorado, según han informado fuentes de la compañía, que ha facturado 50 millones de euros (un 5 % más) y ha incrementado su plantilla hasta las 95 personas, lo que supone veinte nuevos empleos.

La compañía, propiedad de la familia Pons Muñoz, ha invertido cinco millones de euros en 2016 para optimizar sus procesos y mejorar la calidad de sus productos, en concreto la construcción de una nueva sección de recepción, almacenaje y elaboración.

El volumen de ventas ha alcanzado las 66.000 toneladas de arroz, el 8 % más, por un valor superior a los 50 millones, procedentes en su mayoría del territorio nacional, mientras que el 5 % restante corresponde a importaciones de variedades que no se producen en España (basmati, jazmín y salvaje).

Arrocerías Pons cuenta con una fábrica en Massanassa (Valencia) y otra adquirida en 2015 en Don Benito (Badajoz).