Las Provincias

València, 15 jun (EFE).- El investigador de la Universitat Politècnica de València (UPV), Vicent Botti, ha sido nombrado nuevo miembro de honor de la Asociación Europea para la Inteligencia Artificial (EurAI), como reconocimiento a la producción científica y su contribución al desarrollo de la inteligencia artificial.

"Este nombramiento supone un reconocimiento al trabajo que desarrollamos todos los miembros del Grupo de Tecnología Informática e Inteligencia Artificial (GTI-IA) de la UPV", ha destacado Botti, que se ha convertido en el primer valenciano en recibir este reconocimiento y el decimocuarto de todo el país.

Fuentes de la UPV han afirmado que "el GTI-IA de la UPV trabaja en el desarrollo de agentes afectivos, softwares que, además de ser racionales, sean también emocionales".

"Son programas capaces de tomar decisiones en las que las emociones también participan. Por ejemplo, en seguridad de un aeropuerto, para llevar a cabo simulaciones más realistas de las posibles reacciones de todas las personas", ha explicado Botti.

Para pasar a formar parte de este grupo, los investigadores son propuestos por otros científicos y posteriormente la EurAI evalúa todas las candidaturas presentadas, y en el caso de Botti, la propuesta ha corrido a cargo del profesor de investigación del CSIC del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial y Cristiano Castellfranchi, Carlos Sierra.

Fuentes de la UPV han asegurado que, este año, la EurAI recibió un total de diez candidaturas, de las cuales selección cinco, entre ellas la del catedrático de la Universitat Politècnica de València.

Según ha destacado el profesor Vicent Botti, la Inteligencia Artificial está en auge y seguirá creciendo durante los próximos años.

"Cada vez son más las aplicaciones industriales y sociales basadas en Inteligencia Artificial; en este último campo, por ejemplo, se trabaja en robots cada vez más humanos, robots asistentes a personas que tienen que ser capaces de percibir las emociones y mostrar afecto".

Sobre su impacto en el mundo laboral, el director del GTI-IA de la UPV ha asegurado que la Inteligencia Artificial no provocará la desaparición de puestos de trabajo. "Lo que sí cambiará serán los perfiles de esos puestos y habrá que adaptarse a ello", ha concluido.