Las Provincias

València, 20 may (EFE).- El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha avanzado que el Ministerio de Fomento ha dado "un paso más para que Castellón tenga una vía rápida y gratuita y la A-7 se convierta en el corredor mediterráneo por carretera".

Según ha explicado en un comunicado ha sometido a información pública los Documentos Técnicos, con el correspondiente Estudio de Impacto Ambiental, de tres tramos de la autovía del Mediterráneo A-7, entre Vilanova d'Alcolea y Traiguera.

"Se trata de un paso más y muy importante para que Castellón tenga una vía rápida y gratuita que va suponer no sólo la conexión con el sur de la provincia de Tarragona sino que permitirá este nuevo eje se convierta en el gran corredor mediterráneo de pasajeros y mercancías por carreteras", ha afirmado Moragues.

El delegado ha subrayado el esfuerzo inversor de Fomento en esta infraestructura, cuya inversión se estima en 349,7 millones de euros.

"El compromiso del Gobierno con las infraestructuras de la provincia de Castellón es innegable. Ya está adjudicado las obras de acondicionamiento del Puerto de Querol, en la N-232 por cerca de 40 millones y ahora avanzamos en la prolongación de la CV-10", ha destacado.

La información pública, cuyo anuncio será publicado en los próximos días en el BOE, se realiza tanto a efectos del artículo 12 de la Ley 37/2015, de 29 de septiembre, de Carreteras como de la Ley 21/2013, de 11 de diciembre, de Evaluación Ambiental.

Por lo tanto, se podrán remitir alegaciones tanto en lo referente a la concepción de su trazado y a la declaración de interés general como relativos a su impacto medioambiental, y la documentación podrá ser consultada, entre otros lugares, en los Ayuntamientos de los términos municipales afectados.

El tramo Vilanova d'Alcolea - Les Coves de Vinromà tiene una longitud de unos 14,2 kilómetros y tres enlaces y su presupuesto de inversión estimado es de 112,7 millones de euros.

Se inicia en el término municipal de Vilanova D'Alcolea, más concretamente en el enlace de la CV-10 con la CV-13, que da acceso al aeropuerto de Castellón.

El final del tramo conecta con el de Les Coves de Vinromà - La Salzadella, cercano al enlace de acceso a la población de Les Coves de Vinromà.

El tramo de Les Coves de Vinromà a La Salzadella, con una longitud de 15,9 kilómetros y con tres enlaces diseñados, costará 111,6 millones de euros.

El trazado se inicia en el punto final de tramo "Vilanova d'Alcolea - Les Coves de Vinromà" discurriendo al oeste de la CV-10 y alejándose de los núcleos urbanos de Les Coves de Vinromà y La Salzadella.

Tras atravesar los barrancos Masvell, del Bosque y de la Rabosera, mediante viaductos, la actuación incluye un enlace con la carretera CV-129 a Albocàsser.

El final del tramo conecta con el siguiente de La Salzadella - Traiguera, cercano al enlace de acceso a la población de La Salzadella y Tirig, en la carretera CV-134.

En el tramo de La Salzadella a Traiguera, de 17,5 kilómetros, con cuatro enlaces y 125,4 millones de inversión, el trazado se inicia en el punto final del anterior tramo y discurre al oeste de la CV-10 y alejándose de los núcleos urbanos de La Salzadella, Sant Mateu, Xert, La Jana y Traiguera.

Se inicia al oeste de La Salzadella, y continúa hacia Sant Mateu, atravesando la carretera CV-130.

El enlace con la CV-132 da acceso a Sant Mateu y es la salida natural del tráfico procedente del sur hacia Xert y los municipios de la comarca dels Ports (desde y hacia Morella).

Después del viaducto sobre la Rambla Cervera, se conecta con la carretera N-232 al oeste de La Jana y desde ese punto cruza la CV-113 a Canet lo Roig y conecta con la N-232 al oeste del inicio de la variante Sur de Traiguera.

Los últimos 6 kilómetros de esta actuación son coincidentes con el trazado recogido en el proyecto Estudio Informativo de la "Autovía A-7. Castellón-L'Hospitalet de L'Infant. La Jana - El Perelló", que obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental con fecha 25 de marzo de 2013.