Las Provincias

València, 20 may (EFE).- La diputada del PP en el Congreso por Valencia Elena Bastidas ha denunciado que más de 700 millones en inversiones municipales "corren peligro" por el "sectarismo" de PSOE y Compromís.

En un comunicado, Bastidas ha reprochado la actitud "poco colaboradora" de los socios del Botánic tras "ponerse de perfil" a la hora de apoyar la apuesta del PP de ampliar a 2018 el plazo para que los ayuntamientos valencianos puedan reinvertir el superávit en proyectos locales.

A su juicio, ha llegado a abandonar "a los suyos", ya que "su paso atrás le puede costar las inversiones a los 2,5 millones de valencianos que viven en los municipios de la provincia que gobiernan".

Bastidas ha explicado que el PP ha solicitado vía enmienda que se traslade a 2018 el plazo para que los alcaldes puedan reinvertir sus excedentes, ya que "el margen para efectuar las contrataciones estaba muy acotado por la aprobación de la Ley de Presupuestos".

Ha señalado que en este debate PSOE y Compromís "miran hacia otro lado, dilatando el proceso y comprometiendo así una inversión que marcará un antes y un después en los municipios valencianos".

Ante esta situación de "bloqueo", ha añadido, ha sido el grupo parlamentario popular el que "ha solicitado, sin el apoyo del resto de grupos, que se amplíe la prórroga de la regla especial de destino de superávit".

"Se demuestra quienes apuestan por el municipalismo real y quienes por el postureo", ha indicado y ha resaltado que "gracias al PP" los alcaldes podrán invertir el superávit "en tiempo y forma", ya que "la obsesión contra PP de PSOE y Compromís compromete el futuro de muchos municipios" y "le podría costar inversiones estratégicas en carreteras, plazas, cultura y mucho empleo".

Con esta iniciativa, los ayuntamientos valencianos "que han hecho sus deberes podrán respirar tranquilos" gracias a la "inyección inversora" que supone la propuesta y que le permite, en los próximo dos años, destinar sus excedentes a obras financieramente sostenibles.

La diputada valenciana ha señalado que en 2016, los ayuntamientos españoles lograron más de 7.083 millones de superávit, lo que representa el 0,64 por ciento del PIB del país, una cantidad que permitirá a los municipios valencianos vivir "un auténtico revulsivo económico".

Bastidas ha adelantado que el Gobierno "premia" a las administraciones que "más y mejor cumplen" y formaliza un "contrato real de futuro con el municipalismo, con el empleo, las infraestructuras básicas y la cultura de los ayuntamientos".

"Mientras el municipalismo del Consell no sale de los despachos ni pasa del papel, la apuesta del PP va dirigida directamente a carreteras, empleo, plazas y patrimonio de nuestros pueblos", ha agregado.

Ha explicado que, atendiendo la petición de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), su grupo en el Congreso ha presentado una enmienda al proyecto de Presupuestos del Estado para que estas inversiones puedan finalizarse a lo largo del 2018 y que "solo ha sido asumida por el PP".