Las Provincias

València, 19 may (EFE).- La Conselleria de Educación ha reducido a 23 alumnos la ratio máxima en las aulas de 3 años de 30 municipios de la Comunitat Valenciana, una decisión que se ha basado teniendo en contra las "características socioeconómicas y demográficas" de las localidades, han informado fuentes de la Generalitat.

Esta orden de la conselleria regula el número máximo de alumnado por aula, unidad o docente en el primer nivel del 2º ciclo de Educación Infantil (3 años) en los centros sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas de esta etapa en determinados municipios del territorio valenciano.

De los 30 municipios incluidos en esta orden, 10 pertenecen a la provincia de Alicante (Alcoy, Cocentaina, Elda, Pinoso, l'Alfàs del Pi, Monóvar, Novelda, Petrer, Villena y Jávea); 4 a la de Castellón (Burriana, Castellón de la Plana, Nules y Vila-real); y 16 a la de Valencia (Alaquàs, Albaida, Albal, Algemesí, Alzira, Canals, Carcaixent, L'Alcúdia, Mislata, Oliva, Ontinyent, Quart de Poblet, Tavernes de la Valldigna, Villanueva de Castellón, Xàtiva y Xirivella).

Esta cifra alumnado-docente "tendrá vigencia durante los 9 cursos siguientes a su implantación", según han informado fuentes de la Conselleria de Educación, y en consecuencia, "favorecerá al alumnado matriculado en estas unidades hasta que llegue a 6º de Primaria", han agregado.

Educación ha afirmado estar "comprometida" con la voluntad manifestada por varios sectores de la comunidad educativa relativa a la reducción de las ratios actuales y, en este sentido, "ha llevado a cabo diversas iniciativas para poder conseguirlo", han añadido.

"Debido a que en determinadas localidades se está produciendo un descenso en el índice de natalidad", la Conselleria ha especificado que ha aprovechado esta tendencia para bajar la ratio en estas localidades en Educación Infantil, manteniendo las unidades actuales y sin incrementar el gasto.

En aquellas localidades donde, "por sus características socioeconómicas y demográficas sea aconsejable", la Conselleria ha decidido fijar para los centros sostenidos con fondos públicos "una ratio máxima de alumnado por unidad o grupo", han concluido.