Las Provincias

Alicante, 19 may (EFE).- El portavoz de la Diputación de Alicante, el popular Carlos Castillo, ha anunciado la puesta en marcha de un conjunto de medidas para propiciar el mantenimiento de cajeros por parte de las entidades bancarias en los municipios de la provincia, especialmente los del interior.

Se trata de revisar las condiciones de colaboración con los bancos, una iniciativa que la Diputación alicantina ultima y que pasaría por incluir cláusulas en las operaciones que lleve a cabo la institución provincial con distintas entidades para que éstas se comprometan a mantener y garantizar los servicios básicos en los municipios con menor población mediante una red de cajeros permanente.

Según ha explicado el vicepresidente en un comunicado, "esta cláusula, estipulada con el fin de mantener la subsistencia de cajeros, otorgará mayor puntuación a la hora de cerrar operaciones financieras con los bancos a aquellos que garanticen este servicio".

"Se trata de una propuesta que no supondrá coste alguno ni para los ayuntamientos ni para la propia Diputación, y que acredita la asistencia de este recurso y la igualdad de todos los ciudadanos, vivan en el municipio que vivan", ha apuntado Castillo, quien además ha resaltado que "es una estrategia eficaz, solvente y con la que se asegurará esta necesidad social".

Solamente Suma Gestión Tributaria, según Castillo, moviliza anualmente más de 1.100 millones de euros en operaciones bancarias.

Asimismo, el diputado de Economía ha opinado que el Plan Autonómico contra la Exclusión Financiera que propone el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), en el que se insta a la Diputación de Alicante a aportar 300.000 euros, "supone, a nuestro entender, un microrescate a la banca".

Por el contrario, ha proseguido, la propuesta de la Diputación de Alicante no repercute económicamente ni en el presupuesto provincial ni en los consistorios.

"Tradicionalmente las entidades financieras han vinculado su Obra Social al territorio donde obtienen su beneficio, por tanto, por el mismo motivo emplazamos a los bancos a devolver parte de su rentabilidad a la provincia asegurando el sostenimiento de una red de cajeros y corresponsales bancarios que garanticen el servicio a todos los vecinos de la provincia", ha concluido Castillo.