Las Provincias

València, 18 may (EFE).- La Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) advierte que denunciará al alcalde de València, Joan Ribó si cambia de nombre de las calles dedicadas a fusilados en por creencias religiosas, al considerar que "existiría prevaricación y discriminación por motivos religiosos".

Según informa la AEAC, "eliminar las calles dedicadas a los mártires de la persecución religiosa de los años 30, podría ser constitutivo de delito".

En concreto se refieren a las calles Matrimonio Alcántara-Ríos, Plaza de los Mártires o calle José María Corbín Ferrer "dedicadas a mártires de la persecución religiosa durante la década de los años 30 en España".

La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha afirmado que "la propia Ley de Memoria Histórica, en su artículo primero, asume como objeto reconocer a quienes padecieron persecución o violencia por sus creencias religiosas, por lo tanto, eliminar las calles de los mártires religiosos sería ir contra la propia ley".

"Estamos dispuestos a llevar a Joan Ribó ante los tribunales si finalmente cambia el nombre de estas calles", asegura Polonia Castellanos.

Uno de los bisnietos ha mostrado su sorpresa con este anuncio por parte del Ayuntamiento ya que sus antepasados "fueron cobardemente asesinados en una cuneta por una cuadrilla de anarquistas".

"Su único delito fue ser católicos", ha manifestado, ya que "no fueron franquistas, ni ocuparon cargos públicos, ni fueron militares".