Las Provincias

Alicante, 21 abr (EFE).- El Consejo Ciudadano de Podemos Alicante ha pedido la dimisión del alcalde socialista Gabriel Echávarri, al entender que "no es ni la persona de consenso ni el dirigente adecuado para este gobierno del cambio".

La petición de Podemos Alicante se produce después de el pasado martes el PP presentara una denuncia contra Echavárri en la Fiscalía por el presunto fraccionamiento de contratos en el área de Comercio, que dirige el alcalde, y ayer los populares le acusaran de haber despedido a una funcionaria, cuñada del portavoz municipal del PP, Luis Barcala, por "pura venganza" tras haber sido denunciado.

Podemos Alicante apoyó en las últimas elecciones locales a Guanyar Alacant (socio de gobierno con el PSPV-PSOE y Compromís) y tuvo una edil en el tripartito, Nerea Belmonte, que fue expulsada del ejecutivo el año pasado y ahora está en el grupo de los no adscritos al negarse a dimitir por sus adjudicaciones a una empresa de afines cuando era concejala de Acción Social y Vivienda.

En un comunicado, Podemos Alicante considera que, "desde el minuto uno", Echávarri "puso de manifiesto sus incapacidades para ser fiel a sus compromisos, leal a sus compañeros y al propio programa electoral con el que se presentó".

A este respecto, destaca "sus salidas de tono, sus continuas zancadillas a las propuestas o decisiones de sus socios, su incapacidad para llegar a acuerdos -incluso con sus compañeros y compañeras de partido- y cumplirlos".

Sostiene que "ha ido acumulando por semanas sus problemas para desembocar en uno de mayor calado cada vez: Se presentó ante la ciudadanía como la cara visible de una propuesta de cambio en la ciudad y se ha convertido en el principal obstáculo -frente a una oposición liderada por el PP, acusado y procesado reiteradamente por corrupción- para que el gobierno que preside realice su programa".

Podemos Alicante afirma que, tras haber llegado al "ecuador del mandato", el alcalde "ha dado numerosas pruebas de estar encabezando un gobierno en el que no cree".

"Gabriel Echávarri, en numerosas ocasiones, ha avalado las posiciones del PP, poniéndose enfrente de sus socios -Compromís y Guanyar- en temas, entre otros, como la zona franca, los horarios comerciales" y "la ciudad participada", aduce esta formación política.

Además, según Podemos Alicante, el alcalde "ha manifestado su apoyo a los conciertos educativos, decidió la expulsión de Víctor Domínguez, concejal de Guanyar, de la Junta de Gobierno, se negó a dotar de recursos a Urbanismo de modo que no pudieran elaborar el PGOU, su pretensión de convertir a sus asesores en directores generales" y "su gestión con Ikea a espaldas de sus socios".

A este respecto, cita también "la presentación por sorpresa de proyectos disparatados (especialmente en tiempos de bancarrota municipal) como el paso submarino y ahora el puente sobre el puerto, entre otros".

"Y, para terminar, las denuncias sobre los pagos fraccionados en su Concejalía de Comercio", lo que "supone un presunto delito de prevaricación y que, en cualquier caso, es inadmisible desde la ética del cambio político", asegura Podemos Alicante.

Para esta formación política, "la única salida razonable es volver a colocar el sentido común al frente de este gobierno, ahora frustrado para cumplir sus objetivos con Echávarri al frente, y pedir su dimisión".

A su juicio, "es responsabilidad de las fuerzas que forman el gobierno municipal plantear una alternativa que reconduzca el proyecto ilusionante que tantas personas apoyaron en las últimas elecciones".