Las Provincias

Alicante, 20 abr (EFE).- El portavoz del gobierno popular de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo, ha reiterado hoy "la legitimidad, la autonomía, el derecho y el deber" de esta institución de defender los intereses en materia educativa de los alumnos de la provincia.

En un comunicado, Castillo ha criticado las declaraciones hechas ayer por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en las que consideró que la Diputación de Alicante 'no pinta fava' en esta materia tras ser preguntada por los periodistas sobre el recurso presentado por esta institución ante el TSJCV contra el decreto de plurilingüismo elaborado por la Conselleria de Educación.

"Conviene decirle a la señora Oltra que a la Diputación de Alicante la educación de los alumnos y alumnas de esta provincia nos importan tantas 'fabas' como millones de euros le pidió la Generalitat para financiar la Xarxa de Llibre, que, como todo el mundo sabe, fue un fracaso", ha indicado Castillo.

Ha opinado que "da la sensación de que el Consell no termina de aclararse con las competencias y funciones que han de desempeñar las Diputaciones, ya que parece que esta institución ha de servir a la Generalitat en la medida en la que se le antoje o caprichosamente entienda que debe colaborar en determinadas iniciativas".

"Parece que en ese momento no teníamos ningún problema de competencia a la hora de asumir la función en materia educativa mientras que ahora, cuando la Diputación ejerce su legítimo derecho a defender los intereses y peculiaridades de la provincia de Alicante al amparo de la Ley de la Administración local de la Generalitat, no tenemos ni competencia ni legitimidad", ha dicho.

El también vicepresidente del gobierno provincial ha indicado que desde la institución alicantina se seguirán defendiendo los intereses de la provincia "y haciendo aquello que esperan de nosotros los ciudadanos, que es defender férreamente la libertad de los padres a la hora de elegir la educación de sus hijos".

"La Diputación de Alicante se va a oponer a que ningún niño o niña de la provincia sufra la discriminación de recibir menos horas de inglés financiadas con dinero público respecto de las horas que van a recibir los alumnos de Castellón o Valencia", ha señalado Castillo.

Y ha reiterado: "Tenemos la autonomía, la legitimidad, el derecho y el deber de hacerlo tanto si le parece bien a la señora Oltra como si no".

Para ello, ha explicado, se ha vuelto a pedir auxilio a los órganos jurisdiccionales "con el fin de poner límite a una manera de ejercer la política que nosotros no compartimos, basada en el decretazo, la imposición, el autoritarismo".

"Una manera de hacer política sectaria y que para nada responde ni a la realidad, ni a los intereses, ni a las expectativas de una sociedad que en lo referido a la lengua había alcanzado un grado de convivencia que ahora se rompe respondiendo a un interés estrictamente sectario", ha manifestado.

A este respecto, Castillo ha subrayado que "la Diputación seguirá estando enfrente, tanto para financiar Xarxa de Llibres como para oponernos a políticas de plurilingüismo que solo hacen que cercenar la libertad de los ciudadanos de la provincia de Alicante".