Las Provincias

València, 20 abr (EFE).- La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha presentado hoy el Plan Valenciano de Inclusión y Cohesión Social (VICS), que permitirá ordenar las acciones y medidas de inclusión que permitan trabajar contra las desigualdades sociales y relacionales que afectan a la ciudadanía.

Oltra ha destacado la importancia de este documento en un acto al que han acudido representantes municipales, de varios grupos parlamentarios y algunas de las personas que han participado en la elaboración de este plan, que ha contado con el trabajo de ayuntamientos, universidades y entidades del tercer sector, así como profesionales y personas expertas de este ámbito.

El Plan VICS, que tiene vigencia hasta 2022, está estructurado en 3 ejes básicos, 6 líneas estratégicas y 47 objetivos, que se concretan en 486 actuaciones en los ámbitos sanitario, educativo, cultural, de vivienda y de servicios sociales, y que para 2017 representan un presupuesto global de 786 millones de euros.

La vicepresidenta ha señalado que éste es un plan "diseñado colectivamente" entre el Gobierno valenciano y el sector con el objetivo de "garantizar una vida digna basada en la inclusión social y la autonomía personal", y que como novedad también aborda cuestiones como el ámbito relacional y afectivo.

Ha destacado medidas como el plan "Queda't a prop", que pretende que las personas mayores puedan encontrar un recurso residencial cerca de su entorno familiar, la humanización de los recursos residenciales, el fomento de los programas de la autonomía personal, la igualdad de trato, no discriminación y prevención de delitos de odio.

Apuesta igualmente por los nuevos usos del tiempo y la corresponsabilidad, incluyendo propuestas como la Estrategia Valenciana de Nuevos Usos del Tiempo, "que buscará cambiar de una sociedad de trabajo centrista para caminar hacia un paradigma feminista", ha afirmado Oltra.

Las diferentes singularidades del territorio valenciano también quedan recogidas en un documento, que reconoce tanto la "mayor vulnerabilidad" que existe en las zonas urbanas como la "grave situación de despoblación y envejecimiento demográfico" que existe en las zonas de interior y en el mundo rural.

El Plan VICS también incluye medidas para "rescatar personas", fomentando las condiciones para un trabajo remunerado y digno, con programas como el del Fondo Social Europeo dirigido a los colectivos más vulnerables o la puesta en marcha de la nueva Renta Valenciana de Inclusión.

La nueva renta, ha recordado Oltra, se ha concebido "como un instrumento único de garantía de ingresos mínimos y complemento de prestaciones sociales o rentas de trabajo", y supone "una herramienta para romper con la transmisión generacional y la feminización de la pobreza".

Para fomentar la colaboración de las corporaciones locales, la Generalitat está trabajando en un proyecto de orden para repartir 500.000 euros en ayudas a los municipios que impulsen sus propias evaluaciones y planes locales de inclusión y cohesión social.

Las 6 líneas estratégicas del plan son: Inclusión Sociolaboral, Garantía de Prestaciones, Garantía de protección de derechos y acceso a los servicios públicos, Garantía de equidad territorial i cohesión social, Promoción de la infancia y reducción de la pobreza infantil y Lucha contra la feminización de la pobreza.

En el plan se incluyen dotaciones económicas concretas, como por ejemplo la asignada a la línea de Inclusión Sociolaboral que cuenta con una dotación de 179 millones de euros y la de Garantía de Prestaciones que supone una dotación de 42 millones de euros.

También la de Garantía de protección de derechos y acceso a servicios públicos tiene una dotación que asciende a los 416 millones de uros y la línea de Garantía de equidad territorial y cohesión social, 123 millones de euros.