Las Provincias

València, 20 abr (EFE).- El Levante UD FS encara este viernes su primer 'match ball' para sellar de forma matemática la permanencia en Primera División de fútbol sala en el duelo que le enfrenta al Gran canaria en El Cabanyal.

Para lograr el objetivo, el Levante debe ganar a Gran Canaria en y esperar los resultados del Movistar Inter-Cartagena FS y el del ElPozo Murcia FS-Burela FS, si bien el triunfo levantinista aseguraría prácticamente la salvación, dado los duros enfrentamientos de los rivales directos en esta penúltima jornada liguera.

Sin embargo, el Gran Canaria también necesita al menos un punto para asegurar también la permanencia y pese a su condición de recién ascendido, ya han dado la campanada en otros escenarios como Palma o Zaragoza.

En el rival destaca la presencia de hasta tres jugadores que vistieron la camiseta del Levante, como son Pichí, Juan Puertas y Anás.

Los dos equipos llegan con buena dinámica de resultados, los valencianos con 10 de los últimos 12 puntos en juego, los canarios habiendo puntuado en 4 de los últimos 5 partidos.

El técnico David Madrid podrá contar con todo el plantel para una cita que se presenta definitiva para dejar al Levante en Primera División.

"Tenemos que salir mentalizados, ver que no nos estamos jugando tres puntos. Es un partido que vale la categoría, es una verdadera final, algo más que tres puntos. Si perdemos aún nos quedaría el último partido en Burela, pero no se nos pasa por la cabeza otra cosa que no sea la victoria", ha apuntado el entrenador.

El choque será a las 20.00 horas de mañana viernes, con precios populares y con el extra además de que cada asistente tendrá una entrada para el Levante-Real Oviedo del próximo sábado 29 de abril a las 18 horas de Segunda División.