Las Provincias

Elche , 20 abr .- Los ciudadanos de Elche han realizado este año más de 1.500 propuestas, frente a las poco más de 850 en 2016, sobre las necesidades y mejoras en materia de mantenimiento, reparaciones u obra nueva en los barrios de la ciudad, dentro del proyecto de presupuestos participativos.

Tras la recepción de las propuestas, técnicos municipales deberán estudiar su viabilidad y, posteriormente, del 2 al 26 de octubre próximo, se someterán a votación.

Las elegidas para la mejora de espacios públicos, accesibilidad o seguridad vial se acometerán en 2018 a cargo de la partida de presupuestos participativos.

Entre las solicitudes más destacadas, según ha explicado en rueda de prensa el concejal de Participación, Felip Sánchez, se encuentra la mejora de edificios, de instalaciones municipales o de los carriles bici de la ciudad.

En este presupuesto participativo podían votar los ciudadanos empadronados en una determinada zona y con más de 16 años.

Para este año se amplió el plazo de presentación de propuestas y se llevó a cabo una guía de funcionamiento del presupuesto participativo para explicar al detalle los puntos de esta herramienta al servicio de los ciudadanos.

En la pasada edición, el presupuesto participativo contó con una partida de un millón de euros, que se repartió entre cuatro zonas del casco urbano (un total de 600.000 euros) y las cuatro de pedanías (400.000 euros).

Entre las propuestas formuladas en 2016 para ponerse en marcha a lo largo de este año en el casco urbano y pedanías destacaba el arreglo de caminos y asfaltado en las zonas rurales y marquesinas en las paradas de autobús, así como la señalización de puntos conflictivos de seguridad.

Además de la creación de parques para perros en cuatro zonas de la ciudad, la implantación de nuevas estaciones del servicio de alquiler de bicicleta "BiciElx", la instalación de aparatos de ejercicios biosaludables, la sonorización de pasos peatonales o la adecuación del Parque Municipal a personas con discapacidad.