Las Provincias

Sagunto , 20 abr .- El Fertiberia Puerto Sagunto buscará mañana una victoria contra el Quabit Guadalajara que le permita poner fin a la mala racha en la que se encuentra inmerso tras haber perdido los últimos siete encuentros.

El conjunto rojiblanco, tras una primera vuelta de ensueño, no ha podido aguantar el ritmo durante las últimas jornadas por la escasez de efectivos en la plantilla.

La salida del brasileño Fernando Pacheco y las lesiones de algunos jugadores han lastrado el potencial del Fertiberia, que cuenta con seis puntos de ventaja sobre el descenso.

El técnico Nikola Milos recupera al central Rubén Ruiz y al extremo Toni Alegre para este importante encuentro a domicilio. Ambos jugadores reforzarán una plantilla muy mermada en el aspecto físico por el cansancio acumulado.

El capitán valenciano regresa a las canchas tras un mes y medio de ausencia por una lesión en la rodilla. Pese a que todavía tiene molestias, Ruiz forzará para ayudar al equipo en un choque muy importante para el devenir del equipo, puesto que el próximo partido será contra el intratable FC Barcelona.

El propio Rubén Ruiz admitió sus ganas de vestirse de corto: "Ayudaré al equipo en lo que sea necesario. Hemos entrado en una situación delicada y tengo que forzar para ayudar a los compañeros en lo que el cuerpo me remita".

"Tras una primera vuelta casi perfecta no nos merecemos este último bache por culpa de problemas y lesiones", continuó el capitán del Fertiberia Puerto Sagunto, que aportará su intensidad al equipo.