Las Provincias

Alicante, 20 abr (EFE).- La asamblea general de la Federación Alicantina de Comercio (Facpyme), reunida hoy en sesión ordinaria, ha acordado respaldar la instalación de una tienda de la multinacional del mueble Ikea en la provincia de Alicante pero sin que vaya anexada con un gran centro comercial.

En un comunicado, Facpyme ha asegurado que "siempre ha mantenido el posicionamiento de sus comerciantes asociados, que es el apoyo a la instalación de una tienda Ikea pero sin que se condicione a la construcción de un nuevo centro comercial al uso de los que ya existen como oferta en la provincia de Alicante".

Según esta entidad, el proyecto presentado en su día por la promotora Alicante Avanza S.L. que iba a desarrollar la ya anulada Actuación Territorial Estratégica, de ejecutarse tal y como estaba diseñado, "lesionaría gravemente al comercio provincial, dado que el tamaño de superficie bruta alquilable (SBA) propuesto de suelo terciario comercial alcanzaba los 287.000 metros cuadrados".

Facpyme y el Colectivo de Comerciantes de Alicante presentaron el año pasado alegaciones en contra de este proyecto al entender que destruiría "empleos estables en el sector debido al cierre de establecimientos por su impacto en el área de influencia contemplada".

La asamblea general de Facpyme considera que "da igual si la ubicación se decide en otra localización que no sea Rabasa en Alicante, ya que si se implanta con un centro comercial anexo como el proyectado en su día perjudicaría a todo el comercio de la provincia por su gran poder de atracción".

Esta federación sostiene que "ya propuso algunas alternativas que podrían desarrollarse junto a la tienda Ikea" y señala que "de nuevo se ofrece a la mercantil y promotora a sentarse para intentar consensuar un proyecto que satisfaga a la mayoría y, por supuesto, sea rentable para los inversores del proyecto comercial".