Las Provincias

Alicante, 20 abr (EFE).- El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha confirmado hoy que su proyecto para peatonalizar La Explanada ha cambiado el túnel subterráneo por un puente que una los muelles del puerto de la ciudad y permita eliminar el tráfico rodado de la zona litoral.

Según ha desvelado Echávarri en declaraciones a los periodistas antes de realizar una visita al Mercado Municipal de Babel, "el túnel fue el germen de la idea", que, posteriormente, los ingenieros implicados en el proyecto la transformaron en un puente por ser "la solución idónea".

Además de esta construcción, el proyecto marco contempla la finalización de los viales Vía Parque y Gran Vía, así como la construcción de "un puente hacia Elche", el derribo del "Scalextrix" y la ampliación del Tram desde la playa de El Postiguet hasta el barrio de San Gabriel, con la intención de, en un futuro, conectar la ciudad con el aeropuerto de Alicante-Elche.

El coste total de toda esta actuación sería de 82 millones de euros, de los cuales alrededor de 30 irían destinados a la construcción del puente y unos 20 a la ampliación del Tram, según ha concretado el regidor socialista.

Sobre estos costes, el regidor ha concretado que "no saldrán de un presupuesto" si no que se trata de una idea que debe materializarse de forma "plurianual".

El alcalde se ha referido también a las críticas que ha levantado el proyecto y a las acusaciones de que centre sus esfuerzos en él, en lugar de otras prioridades, sobre lo que ha dicho que "es paralelo", pues "no porque se haga una cosa, se va a pasar de todo lo demás".

De hecho, ha afirmado que la inversión de la Generalitat Valenciana solo llegará si es para esta actuación, pues está contemplada para proyectos "estratégicos".

"Digo yo que, si Valencia tiene un puente que se hizo para un día de la Fórmula 1, ¿por qué no podemos tener los alicantinos un puente para cambiar el futuro de la ciudad?", se ha preguntado Echávarri.

Para el alcalde, éste es un "proyecto de ciudad para los próximos 80 años" que permitiría a Alicante pasar "de ser una capital de una grandísima provincia a ser una grandísima capital europea".

"Vamos a sacudirnos los provincianismos y, muchas veces, los paletismos, y vamos a ser ambiciosos y a pensar más allá de mañana", ha manifestado.

Echávarri ha abogado por alcanzar un acuerdo que ponga de manifiesto el consenso de la mayoría de los agentes sociales y económicos de la ciudad, para, de esta manera, poder ir juntos al Consell a reclamar la inversión.

"Si la ciudad dice que esto no lo necesitamos, que La Explanada es fantástica como está, pues no se hace; pero si todos queremos, se hará, sin duda", ha agregado.

Según el alcalde, el presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Antonio Gisbert, ha dado su visto bueno a la infraestructura del puente, al subsanarse las dos objeciones que presentó al proyecto inicial del túnel subterráneo: la ruptura del recinto fiscal y la inhabilitación de una vía de emergencia que conectase el tráfico entre los dos muelles del puerto.

Sobre sus socios de gobierno, Echávarri ha asegurado que el portavoz, Natxo Bellido, de Compromís, le dio su aprobación ayer, mientras que el vicealcalde, Miguel Ángel Pavón, de Guanyar Alacant, aún no ha podido ver el boceto.