Las Provincias

Alicante, 19 abr (EFE).- El periodista Bernardo Carrión (Valencia, 1969) presenta hoy en Alicante su primera novela, "Sinpiedad", una ficción que gira en torno a la siguiente pregunta: "¿Matarías a un corrupto por 50.000 euros?".

Esta obra coral es una crónica de la crisis económica y la corrupción política ambientada entre 2008 y 2015, fundamentalmente en Valencia, y por la que desfilan personajes muy variopintos, desde un alcalde sin escrúpulos a un grupo de 'perroflautas'.

"No he calcado un caso de corrupción en concreto, pero cualquiera de los personajes es muy reconocible. He querido retratar a los culpables del despilfarro y el saqueo de las arcas públicas, pero también a la gente que se ha visto afectada por la crisis y los recortes del Estado del Bienestar", ha explicado hoy a Efe el autor.

La novela arranca en la España posterior al descalabro de Lehaman Brothers, que precipitó la crisis financiera global, la del estallido de la burbuja inmobiliaria, un trasfondo en que un grupo de políticos y banqueros corruptos traza un plan para enriquecerse a costa del dinero de todos los ciudadanos.

El objetivo de su codicia es la construcción de un hospital en Torrent, una población de más de 80.000 habitantes muy próxima a Valencia, que en la vida real sigue careciendo de esta infraestructura, pues "solo se ha puesto la primera piedra", según Carrión, que es también cofundador del certamen literario Valencia Negra, que cumple este año su quinta edición.

El cabecilla de esta trama, en la que participa un mafioso italiano "encargado de hacer los trabajos sucios", es un conseller de Sanidad que ha pasado por todos los escalones de la política, desde alcalde a diputado.

Paralelamente, un especie de ermitaño indignado, un tipo con dinero que se ha retirado a una aldea gallega para vivir un año sabático, se va introduciendo en el mundo de los 'hackers' y "se va envenenando" hasta crear un portal digital, 'Sinpiedad.org', en el que ofrece dinero por asesinar a un imputado, grabarlo en vídeo y difundirlo en Internet.

"No quiero dar pistas a nadie. Es tan solo un juego literario. Pero todos hemos escuchado alguna vez en una charla familiar o en un bar que habría que matar a todos los corruptos", ha señalado el escritor y periodista.

"He tratado de imaginar cómo sería si alguien pagara por eso, por una justicia social que no deja de ser una salvajada. Ver hasta dónde puede llegar la gente cuando está desesperada, cuando se la lleva al límite", ha comentado.

La novela, editada por Almazura y que está en las librerías desde marzo pasado, entronca también "con el mundo del espectáculo digital en el que estamos metidos, con los teléfonos móviles o Youtube", ha indicado Carrión, quien tiene previsto firmar ejemplares de su obra en la próxima Feria del Libro de Valencia y presentarla en algunas de las localizaciones donde transcurre la trama.

El autor ha explicado que está muy satisfecho con la acogida que ha tenido "Sinpiedad" entre los lectores, por lo que se plantea una segunda novela, y ha añadido que su principal fuente de documentación de la que se ha nutrido ha consistido en la información que a diario aparece en los medios de comunicación.

"Hoy mismo han detenido a Ignacio González. Cada día nos desayunamos con un nuevo caso. La corrupción ha sido generalizada en España. Yo me aficioné a seguirla, me enganché, con el caso de los trajes de Camps (Francisco, expresidente de la Generalitat), me convertí en un 'yonki' de la información porque aquello era un folletín por entregas", ha ironizado.