Benidorm , 21 mar .- Un informe del departamento de Tesorería del ayuntamiento de Benidorm ha advertido de que las devoluciones a las que podría tener que hacer frente el consistorio en concepto de plusvalías ascenderían a varios millones de euros si se atendieran todas las reclamaciones.

En dicho informe, al que ha tenido acceso Efe, Tesorería calcula una media de 1.838.436 millones por cada ejercicio no prescrito, es decir, desde el año 2013 hasta 2016.

Esta situación deriva de la reciente sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 16 de febrero, según la cual los ayuntamientos deberían devolver la cuantía del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), más conocido como el impuesto de la plusvalía, cuando el vendedor de un inmueble no haya tenido un beneficio económico.

Hasta el momento, a efectos de Hacienda no había repercusión fiscal si no había beneficio económico porque el valor de venta era inferior al de la compra original. Sin embargo, los ayuntamientos sí cobran una plusvalía porque se basan en el valor del suelo, y éste no ha bajado.

Esta situación motivó al grupo municipal Ciudadanos a solicitar un informe técnico que determinase la cantidad a la que el ayuntamiento podría tener que hacer frente en el caso de que numerosas operaciones de venta fueran reclamadas.

Juan Balastegui, portavoz adjunto del grupo, ha señalado que el informe "es preocupante porque puede haber 1,8 millones de media a pagar durante cuatro años y eso influye en los próximos presupuestos porque habría menos ingresos, sin contar los intereses de demora correspondientes".

A la vista del informe, el equipo de gobierno llevó a la comisión informativa del lunes la contratación de un despacho profesional para que realice un análisis de la situación actual y una valoración de los expedientes que constan en el ayuntamiento susceptibles de ser objeto de reclamación.

Dicha contratación, no obstante, no obtuvo el respaldo de los grupos de la oposición, aunque podría hacerse efectiva por la junta de gobierno.

"Es el mismo despacho que no hizo correctamente otras valoraciones y pensamos que se debería haber hablado entre todos los grupos. Por eso votamos en contra", ha puntualizado Balastegui.