Las Provincias

València, 20 mar (EFE).- Los desplazamientos de vehículos desde la Comunitat Valenciana hacia Madrid han dejado tramos de la autovía A-3 con circulación lenta y paradas intermitentes que, en el tramo de Buñol, han originado una cola de diez kilómetros, concretamente entre el 316 y el 326, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Las retenciones se han producido como consecuencia del regreso hacia la capital tras la celebración de la Fallas en València este pasado fin de semana, que ha coincidido con un puente en comunidades como Madrid, donde el día de hoy es festivo.

Según la DGT, la retención en el tramo de Buñol ha aumentado considerablemente, ya que hace algunas horas tan solo había un kilómetro de parón entre los puntos 315 y 316.