Las Provincias

València, 20 mar (EFE).- El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha anunciado hoy la "inminente" puesta en marcha de las obras en la Torre de Sant Vicent de Benicàssim, unos trabajos de rehabilitación que permitirán abrir el monumento al público.

Así lo ha adelantado Moragues durante una visita al edificio, un monumento que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y que data del siglo XVI, en un recorrido en el que ha estado acompañado por la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, y el subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles.

El delegado ha detallado que la torre va a ser objeto de una inversión de 206.547 euros, financiada en un 75 % por el Ministerio de Fomento, a través del 1,5 % cultural, mientras que la cantidad restante será aportada por el Ayuntamiento de la localidad.

"Se trata de una muestra más del compromiso del Gobierno de España con la provincia de Castellón, a todos los niveles, incluido el cultural y artístico", ha asegurado Moragues, que ha añadido que las obras "ponen en valor un símbolo histórico y patrimonial de Benicàssim, un municipio turístico por el que pasan cada año miles de visitantes de todo el mundo".

El proyecto de rehabilitación ya ha sido adjudicado, por lo que los trabajos comenzarán en la primera quincena del mes de abril y durarán 8 meses,

Las actuaciones permitirán "no solo devolver el monumento a su estado original, de gran valor histórico, sino también abrirlo al público, para que pueda conocer su historia y disfrutar de las magníficas vistas desde su terraza".

Las obras tienen por objetivo hacer el interior más diáfano, para lo que se va a derribar el muro transversal que empequeñece los espacios, además de sustituir la instalación eléctrica, repavimentar y pintar los muros y bóvedas del edificio.

Asimismo, se instalará un elevador neumático que comunique con la cubierta, para que puedan subir los turistas, se eliminarán las humedades en las cubiertas, se repondrán los desperfectos de la escalera, se recolocarán las dovelas del arco de la chimenea y se repondrán los sillares en los huecos abiertos de los muros.

Por otra parte, Moragues ha afirmado que esta "no es la única actuación que el Gobierno de España está llevando a cabo en esta ciudad", y ha explicado que el Ejecutivo ha invertido 2,8 millones de euros, a través del Plan Litoral 2017, para reparar los daños producidos en las playas de Castellón, tras los temporales de diciembre y enero.

En concreto, en Benicàssim se ha invertido 84.000 euros para la sujeción de la berma de playa para elevar la cota de inundación, mediante estructuras de madera y la rehabilitación de accesos en la zona del Eurosol.

Además, el delegado del Gobierno ha recordado que las pruebas técnicas para la llegada del AVE a Castellón comienzan durante el día de hoy, el "proyecto de infraestructuras más importante que va a tener la provincia de los últimos años".