Las Provincias

València, 20 mar (EFE).- Una helada en la madrugada del pasado sábado ha dañado el cultivo del almendro en más de 400 hectáreas de la comarca de Utiel-Requena, una situación que, según ha estimado La Unió de Llauradors en un comunicado, ha provocado unas pérdidas iniciales de 1,5 millones de euros.

Las temperaturas, que llegaron a los 2,5 grados negativos según los datos que aporta la organización agraria, afectaron a un millón de kilogramos de almendras, especialmente a las variedades tempranas como la Largueta, que están dañadas al 100 %.

Otras variedades más tardías también han sido dañadas hasta un 80 %, pese a que en un primer momento no se observó ningún tipo de daño en ellas.

Los productores de Utiel-Requena han explicado que fue una helada extraña, ya que las heladas que superan los 2,7 grados negativos no suelen afectar a la flor, algo que sí ha ocurrido en este caso.

Estos también han mostrado su preocupación, ya que se esperan temperaturas bajas durante los próximos días, por lo que de nuevo hay riesgo de heladas.