Las Provincias

València, 21 (EFE).- Las Fallas de 2017 han dejado 2.338 toneladas de ceniza y arena tras la cremà de los monumentos, un 4,7 % más que el año anterior, mientras que los residuos no reciclables han alcanzado las 7.336 toneladas, un 3,53 % más, y el reciclaje de vidrio ha aumentado más de un 30 %.

La concejala de Medio Ambiente de València, Pilar Soriano, ha hecho hoy balance de las fallas, que ha calificado de "multitudinarias", desde el fin de semana del 11 de marzo hasta el día de San José, y ha destacado que, a pesar de las complicaciones por la gran cantidad de visitantes, "ha habido un nivel alto de limpieza" en la ciudad.

Soriano ha detallado que los residuos orgánicos han alcanzado niveles "similares" a los de las Fallas de 2016, mientras que el reciclado de vidrio ha llegado a 257.583 kilos, un 30,47 % más, y el de papel y cartón y los envases han aumentado un 21,89 % y un 16,59 %, respectivamente.

"Son cifras positivas", ha valorado Soriano, quien ha incidido en que no han sido unas fiestas "muy vandálicas" con el mobiliario urbano, pues "solo se han quemado doce contenedores", mientras que la cifra de papeleras quemadas ha pasado de 1.324 el año pasado a 1.299 este año, un 1,89 % menos.

Pilar Soriano ha valorado que las cifras de recogida de residuos "implican que los productores se han preocupado de separar de formar correcta" porque ha aumentado mucho el reciclaje selectivo frente al pequeño incremento de los residuos que no se reciclan.

La concejala ha felicitado al servicio de limpieza del Ayuntamiento que, entre el 11 y el 19 de marzo, ha realizado un total de 7.500 jornadas de trabajo, en turnos de mañana, tarde y noche.

Ha apuntado que el coste medio de limpieza y recogida de residuos de cualquier mes ronda los 4,5 millones de euros, cifra en marzo ha subido 1,1 millones, alrededor del 25 %, pero que no ha supuesto un gasto extraordinario porque ya está previsto en la programación presupuestaria.

Soriano ha detallado que la limpieza de la Nit de la Cremà cuesta poco más de 200.000 euros y ha explicado que a partir de hoy empieza un baldeo extraordinario, manual y mecánico, en toda la ciudad, que se prolongará hasta el jueves.

Respecto al nivel de limpieza, ha indicado que las zonas más complicadas son las de más afluencia como El Carmen o Ruzafa, donde por ejemplo, en la noche del día 18, "costó una hora más de lo habitual llegar al nivel de limpieza óptimo", además de advertir que las máquinas barrederas solo tiene "2 ó 3 horas efectivas" para poder limpiar sin gente.

Además, ha señalado que se han levantado una veintena de actas de infracción por temas de limpieza aunque ha indicado que se encuentran "en fase de estudio" para saber cuáles realmente son susceptibles de un procedimiento sancionador.

En este sentido ha señalado que manejan una lista de comisiones que "no han cumplido con el bando de Fallas" pero ha subrayado que "una gran cantidad de fallas ha colaborado de forma extraordinaria con los servicios" de recogida y limpieza municipales, por lo que se ha mostrado "muy contenta de la colaboración ciudadana".