València, 20 mar (EFE).- Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Gandia a un hombre de 44 años tras desmantelar en su vivienda un punto de cultivo acelerado de marihuana, en el que había 534 plantas de marihuana, casi medio kilo de cogollos secos, lámparas de calor, aparatos de aire acondicionado o ventiladores.

Según han informado fuentes policiales, la vivienda del detenido estaba destinada al cultivo interior de marihuana y contaba en el salón con un invernadero cuyas paredes estaban forradas de material térmico y con un sistema de crecimiento sin necesidad de tierra.

Las investigaciones comenzaron cuando la Policía supo que en una vivienda de Gandia se podría estar cultivando marihuana.

Los agentes averiguaron que en ella no vivía nadie pero todos los días acudía un hombre que tomaba "numerosas medidas de seguridad" al llegar y abandonar la misma.

Tras establecer un dispositivo de vigilancia cerca del domicilio, descubrieron una vivienda dedicada al cultivo y al procesamiento de marihuana, con un invernadero de 320 plantas en el salón y con una habitación en la que se intervinieron 214 plantas más en proceso de crecimiento.

Los agentes han detenido a un hombre de origen lituano y sin antecedentes policiales como supuesto autor de un delito contra la salud pública, que ha pasado a disposición judicial.