València, 20 mar (EFE).- Cruz Roja atendió del 1 al 19 de marzo a 890 personas durante los actos más multitudinarios de las fallas 2017 de la ciudad de València, las primeras con el marchamo de patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Durante la cremà de la falla de la plaza del Ayuntamiento, atendieron a 31 personas, la mayoría por lipotimias (9), objetos extraños en ojo (8), heridas de diversa consideración (3), contusiones (2), quemaduras (1) y por otras cuestiones no detalladas (8), aunque sólo dos de ellas tuvieron que ser evacuadas a centros hospitalarios.

Fuentes de Cruz Roja han informado de que desde el 1 de marzo, en el que se estableció el dispositivo de seguridad por fallas, hasta el 19 de marzo, en que concluyó el ciclo festivo, se han atendido en los actos más multitudinarios de las fiestas (como mascletàs y castillos de fuegos artificiales) a 890 personas, la mayoría de ellas por lipotimias, con 580 casos, y por cuestiones varias (173 casos).

Otros motivos que obligaron a dar asistencia fueron las heridas de diversa índole (69 casos), cuerpo extraño en los ojos (48) y quemaduras en diversas partes del cuerpo (20 casos).

De todas estas asistencias realizadas durante los primeros 19 días de marzo, en 49 casos hubo que evacuar a las personas atendidas a centros hospitalarios, de ellos 8 por heridas, 7 por lipotimias y 34 por otros casos no especificados.

Las 890 personas atendidas durante las fallas de 2017 representan un incremento del 45,6 % respecto a los 611 de 2016, la cifra más baja de los últimos 19 años.

Desde 1999, los años con más personas atendidas fueron el 2003 (con 1.049 personas atendidas), 2005 (con 1.015), 2000 (con 976), 2012 (con 970), 2006 (con 955), 2004 y 2007 (con 941 casos en cada año), 2014 (con 912) y 2017 (con 890 personas atendidas).