València, 19 mar (EFE).- Los bomberos de València y del Consorcio Provincial están supervisando en las últimas horas la cremà de 340 fallas, 90 de ellas en la capital y otras 250 en las principales localidades de la provincia, que se están quemando sin incidencias, según han informado los cuerpos de bomberos.

Como es habitual cada 19 de marzo, las llamas consumen cientos de monumentos falleros en València, localidades de la provincia e incluso de Alicante y Castellón, algunos de ellos considerados de riesgo por sus características o cercanía a edificios.

Así, sólo en la ciudad de València los bomberos estarán controlando hasta pasadas las 4 de la madrugada el encendido de unos 90 monumentos (de un total de 350), mientras que el personal del Consorcio Provincial vela por la seguridad en la quema de otras 250 fallas.

En la ciudad, un total de 221 bomberos y 204 policías locales integran el operativo especial establecido por el Ayuntamiento de València para la Nit de la Cremà, además de otros 22 voluntarios de Protección Civil.

En el resto de la provincia se han declarado de riesgo un número superior a las 250 fallas.

Los municipios donde se atiende un mayor número de fallas que han sido declaradas de riesgo de medio a muy alto son Alzira, con un total 36 monumentos; Sagunto, con 28 fallas; Torrent (27), Gandia (21), Xàtiva (19) y Paterna (19).

Tras haber analizado un total de 498 monumentos falleros en 78 municipios, el Consorcio ha destinado a este operativo de la cremà un total de 138 vehículos y 440 efectivos.

A estos efectivos se ha sumado el apoyo de bomberos forestales de la Generalitat de las tres provincias, Unidades de las Brigadas Forestales de Divalterra y del SEPEI de Albacete.