Las Provincias

València, 20 mar (EFE).- La Unidad de Quemados del Hospital La Fe de Valencia ha atendido entre los días 10 y 20 de marzo un total de 79 urgencias por quemaduras, 29 de ellas por la manipulación de petardos o de aceite durante la elaboración de churros o buñuelos, y en 17 de los casos (21,5 %) los afectados eran menores de 14 años.

Las edades de los pacientes atendidos están comprendidas entre los 2 y 75 años, según informa la Generalitat en un comunicado, en el que añade que todos los afectados fueron dados de alta tras practicárseles curas de urgencia en las quemaduras y atender otras heridas derivadas de las explosiones de petardos.

Los niños, niñas y adolescentes son el perfil más frecuente, ya que son los que más uso hacen de los petardos, y aunque las lesiones más habituales se concentran en manos y pies, también es habitual en la cara como consecuencia de la metralla que salta con el uso indebido de la pólvora.

Del total de 79 urgencias atendidas del 10 al 20 de marzo, 29 fueron casos relacionados con las fiestas falleras, de los cuales 17 se produjeron por manipulación de petardos y las 12 restantes fueron causadas por aceites que se utilizan en la elaboración de buñuelos.

Los días con mayor concentración de accidentes por quemaduras fueron el 19 de marzo, con un total de 8 urgencias atendidas, y el 18, con cinco atenciones urgentes.