Las Provincias

València, 20 mar (EFE).- La organización Acció Ecologista-Agró ha solicitado la pacificación del tránsito en la carretera CV-500, que atraviesa l'Albufera convirtiéndose en "una barrera infranqueable para la fauna que se desplaza desde el bosque de la Devesa hasta el marjal".

La asociación también ha recordado que este tramo es uno de los "puntos negros" de atropellos de fauna a nivel estatal, y que esta demanda se remonta al pasado mes de enero, cuando la agrupación protagonizó una marcha reivindicativa para denunciar "las situaciones injustificables que continúa sufriendo la Albufera".

Además de los atropellos de animales, la agrupación ha incidido en un comunicado en otros problemas derivados por el tráfico de la CV-500, como su incompatibilidad con otros medios de transporte, por ejemplo la bicicleta: "No se puede entender un parque natural atravesado por miles de coches diariamente".

AE-Agró ha considerado que hay que impulsar un proyecto global que analice la problemática de la velocidad en la CV-500 y que se centre en la accesibilidad.

A su juicio, "se tiene que facilitar el acceso al parque natural sin dañar sus valores medioambientales".

La organización ha incidido en la necesidad de contemplar alternativas al paso por la CV-500, opciones que consistirían en buscar otro itinerario que envuelva el parque natural y que sea más atractivo de atravesar.

El establecimiento de un transporte público eficiente que una El Perelló y El Palmar con València es otra de las medidas destacadas por la agrupación.

Además del impacto medioambiental de la carretera, Acció Ecologista-Agró ha definido como un "tema prioritario" el restablecimiento de una adecuada conexión integral entre El Saler y su puerto.