Las Provincias

València, 19 mar (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que las Fallas de 2017 han sido históricas por ser las primeras como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por cómo se afrontó el envite del mal tiempo y por haber atraído a la ciudad a más de un millón de personas.

En declaraciones a los periodistas tras la mascletà, el jefe del Ejecutivo valenciano ha apostado por estrategias para defender a los artistas falleros ante la competencia desleal y ha recordado que por primera vez, la Generalitat ha premiado económicamente a la "globalidad" de las fallas de toda la Comunitat Valenciana.

"Partíamos con el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad pero realmente han sido unas Fallas históricas porque se afrontó adecuadamente la dificultad y los artistas falleros hicieron un esfuerzo y supieron dar la vuelta al primer envite que nos dio el mal tiempo y trabajaron duramente", ha recordado.

Para Puig, tras ese inicio, se ha podido disfrutar de "un tiempo magnífico, con un ambiente extraordinario, con unas Fallas que nos han traído a más de un millón de persones, y por tanto, estamos ante unas Fallas históricas".

"Creo que hay que reconocer el trabajo diario que hacen los falleros", ha apuntado y ha admitido que es un día con "connotaciones tristes" y que ver a las falleras llorosas le ha dado "pena" pero "las Fallas son eso, el ciclo de la vida".

"Por eso cuando le explicamos a las personas que vienen de fuera qué son las Fallas y por qué se queman, les decimos que si no se quemaran, no habría renacimiento y a partir de mañana, empieza un nuevo renacer", ha añadido.

Sobre una mayor implicación de financiación a las Fallas de la Generalitat, ha recordado que por primera vez se han aumentado los premios, no solo para la ciudad de Valencia, sino para las fallas de los más de 140 municipios que celebran esta fiesta en toda la Comunitat.

Los Premis President han dotado con 150.000 euros a las fallas ganadoras de las tres provincias de la Comunitat y el máximo reconocimiento, para la falla ganadora de la Sección Especial de València, ha supuesto 5.000 euros para la comisión y la misma cantidad para el artista.

"Las Fallas de València tiene la consideración especial pero tenemos que atender a la visión general y en este caso, se ha intentado superar cierta anomalía histórica porque no se daba ningún reconocimiento de la Generalitat a las fallas del conjunto de la Comunitat y en el futuro queremos aumentar nuestro compromiso", ha indicado.

Puig ha hecho hincapié en que las Fallas "son mucho más que unas fiestas, generan mucha economía" y tienen "qué ver de qué forma se protege a los artistas falleros" porque "es muy importante fortalecer su posición en un momento difícil para sus empresas".

Preguntado cómo se podía concretar esa protección, ha incidido en la necesidad de "limitar la competencia desleal" y ha apuntado que hablarán con el sector y "con consenso", habrá que intentar "que la autenticidad de las Fallas no se pierda" porque en ese caso, "no tendrán mucho sentido".