Las Provincias

València, 19 mar (EFE).- La asociación Salvem el Botànic ha anunciado hoy su disolución tras 22 años de activismo en defensa de este jardín, propiedad de la Universitat de València, y contra la especulación urbanística en el solar anexo, al considerar cumplidos sus objetivos.

Según ha señalado este colectivo en un comunicado, los citados terrenos ya son de propiedad municipal, han recibido la calificación urbanística de zona verde y el Ayuntamiento ya ha informado que servirán para la ampliación del Botánico.

La organización ha expresado su agradecimiento a los periodistas y escritores que han "afilado la pluma" en defensa del Botánico, a los fotógrafos que "dejaron su testimonio", profesores, artistas, profesionales de la arquitectura y el urbanismo, políticos y sindicatos que han colaborado en sus iniciativas.

"Cada una de las 60.000 firmas recogidas en defensa del Botánico fueron decisivas. La coordinadora Salvem ha sido un vehículo de participación al cual han subido y han conducido muchas personas. Gracias a todos", ha apuntado este colectivo en un comunicado.

"Ahora queda -añade- conseguir que los terrenos anexos al jardín recuperen el verde, bien sea como jardín, bien como huertos urbanos o preferiblemente como ampliación del Botánico, pero siempre con la prioridad de preservar el paisaje y permitir que la ciudadanía lo disfrute".

"Cerramos una etapa, pero las personas que hemos estado más activas continuaremos en otras iniciativas cívicas, porque esta lucha se ha ganado, pero quedan por resolver otros muchos problemas", concluye el comunicado.