Las Provincias

València, 19 mar (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha destacado que en las Fallas de 2017 "ha funcionado mejor" la limpieza, además de valorar el "magnífico trabajo" del sector pirotécnico y el esfuerzo por la seguridad ante la masiva afluencia de visitantes, así como la ausencia de incidencias significativas.

En un balance fallero tras la mascletà , Ribó ha señalado que "como mínimo, se ha duplicado el número de habitantes y mucha gente habla de un millón de personas, una cifra que evidencia que las fiestas tienen un alcance a nivel nacional e internacional".

Ha apuntado que "es fácil oír hablar en la calle en italiano, francés o alemán" y que el consistorio se ha "preocupado de invitar a los embajadores de toda la costa de Asía-Pacífico, una zona de desarrollo fundamental", lo que es un indicador "de que hay que usar la fiesta como una vinculación económica que hay que potenciar".

Además, ha incidido en que la limpieza "ha funcionado mejor", a pesar de haber "más gente, más verbenas y muchos botellones", aunque ha resaltado que hay que aumentar el reciclaje y la formación.

El alcalde también ha valorado el "trabajo magnífico" del sector de la pirotecnia que ha tenido "una respuesta estupenda" al aumento de las ayudas, lo que ha permitido mascletaes y castillos "muy buenos y potentes".

"El esfuerzo del ayuntamiento por ayudarles, ellos lo han devuelto a la sociedad de una manera muy potente y también ayuda al desarrollo del sector", ha agregado.

Antes los problemas de movilidad que generan las Fallas, ha recordado que se producen igual en "Pamplona, Madrid o Sevilla" y ha incidido en que intentan que "sean los mínimos" pero hay que entender que "es la fiesta mayor de una ciudad como València".

Respecto a las críticas a la falla municipal, ha recordado que no ha sido elegida por el gobierno local y ha asegurado que le ha gustado por su carácter innovador y de aplicación de las últimas tecnologías, con un ninot hecho de paja de arroz y realizado con una impresora 3D.

"La falla municipal no ha de competir con el resto y ha de tener carácter innovador que, a veces gustará más y otras menos", ha afirmado Ribó, para quien "cumple su función" con una "gran faena".

Además, ha incidido en que, aunque uno de los problemas es que hay personas que "beben demasiado" no ha habido incidentes significativos como sí ocurren en las fiestas de otras ciudades.

"Hemos hecho un esfuerzo para que no hubiera problemas e incluso hemos decidido que determinados actos no se hagan en pro de la seguridad porque nos parece fundamental que con tanta gente, nos preocupemos por la seguridad", ha concluido.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, también se ha mostrado satisfecho por que, pese a la gran cantidad de visitantes, no ha habido incidentes destacados, se ha disfrutado de "las mejores fallas climatológicamente hablando" y la hostelería, las comisiones y el comercio "van a hacer buena caja".

Ha lamentado que la falla de Carpesa haya sufrido esta noche el incendio de su momento y se ha mostrado convencido de que la solidaridad de otras comisiones hará que pueden quemar una falla.

Ha señalado que el estudio que está en marcha sobre el impacto económico de las Fallas "va a demostrar que, además de ser motor social y cultural, lo es económico" y ha hecho hincapié en trabajar para desestacionalzar las estrategias culturales y de turismo y atracción de visitantes para que no se limiten a marzo y la semana fallera.

Además, ha valorado la experiencia de la pasarela para mejorar la fluidez del paso de gente en la Ofrenda y ha apuntado que habrá que ver si se puede poner en más sitios e incluso en otros actos.