Las Provincias

Valencia, 25 ene (EFE).- El secretario general del grupo popular en Les Corts, Luis Santamaría, ha anunciado hoy que el PP presentará una iniciativa parlamentaria para evitar "atropellos" y confrontaciones "por cuestiones como la libertad de culto y religiosa, las creencias de los ciudadanos o las tradiciones".

"Vamos a utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para evitar que se extienda el debate de mañana en el Ayuntamiento de Valencia en defensa de la laicidad y en contra de la confesionalidad al resto de municipios", ha asegurado en un comunicado.

A juicio de Santamaría, "hay que tener mucho atrevimiento y mucha ignorancia para no distinguir entre laicidad y aconfesionalidad", algo que ha atribuido a "una profunda falta de respeto hacia nuestra historia y tradiciones".

"Vamos a reaccionar en Les Corts porque no se puede extender esta iniciativa al resto de municipios de la Comunitat Valenciana. Este tipo de medidas que redundan en la confrontación entre religiones provoca un aumento de la xenofobia y quiebra la convivencia entre ciudadanos que practican o no la religión libremente y que se sienten amenazados por esta injerencia en la tradición, en nuestra historia y en nuestras prácticas", ha añadido.

Para el también presidente de la gestora del PP de la ciudad de Valencia, "no se trata de defender una religión u otra, sino de respeto para todas", por lo que ha pedido no confundir "aconfesionalidad con laicidad".

Santamaría ha considerado que esta iniciativa en el Ayuntamiento de Valencia es "una cortina de humo para esconder la falta de un proyecto" destinada a "arañar votos".

"Solo pedimos que se actúe desde la sensatez y la prudencia", ha afirmado el portavoz popular, que ha destacado la necesidad de "defender la libertad religiosa, el respeto a todas las tradiciones y a 2.000 años de historia".

"No se pueden crear problemas donde no los hay. Con estas cuestiones no se puede jugar porque pueden terminar en problemas", ha concluido.

Por otra parte, Santamaría se ha referido a las reivindicaciones de las asociaciones vecinales que se ven afectadas por la remodelación de la CV-500.

A su juicio, la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, "está perdiendo un tiempo innecesario que va a provocar que mañana se colapse la ciudad de Valencia por las protestas vecinales".

El portavoz popular ha explicado que su formación ya presentó al respecto una proposición no de ley en la que solicitó a la consellera que se reuniera con los vecinos para alcanzar una solución, así como que se restituya la calzada a la situación original y que se facilite información.