Las Provincias

Vila-real , 1 dic .- El Villarreal, que se impuso por 0-3 al Toledo en el Salto del Caballo en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, ha conseguido con este resultado igualar la mayor goleada copera de su historia en un partido de ida y a domicilio.

El conjunto dirigido por Fran Escribá se impuso al conjunto toledano de Segunda B gracias a los tantos de Bakambu, Samu Castillejo y Adrián Jiménez en propia puerta.

Un resultado que hay que remontarse veinte años para encontrar ya que en la campaña 96-97 se impuso al Llíria, por 0-3 en la primera eliminatoria y más tarde volvió a imponerse como local por 2-1.

Una historia similar se había producido un par de temporadas antes cuando también goleó al Jaén (0-3) en la tercera eliminatoria de la 94-95 aunque en la vuelta disputada en El Madrigal no pudo pasar del empate a uno.

Sin embargo este marcador no es el resultado más abultado conseguido en la Copa por el Villarreal, ya que dicha distinción la ostenta el triunfo por 1-5 endosado al Espanyol en la segunda eliminatoria de la campaña 92-93.

Una victoria que le permitió levantar una eliminatoria que se había puesto muy cuesta arriba tras haber perdido en El Madrigal por 1-2 en la ida.

Pero además el triunfo cosechado ante el Toledo supone poner fin a una racha de tres derrotas en sus últimas salidas coperas y que se habían saldado con los siguientes marcadores: Athletic (3-2) y Huesca (3-2), en la temporada 15-16, y Barcelona (3-1) en la campaña 14-15.