Las Provincias

Madrid, 1 dic (EFE).- El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha pedido hoy a su llegada al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) un objetivo de déficit del 1,4 % "como mínimo" y un Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) con un interés del 0 %.

Para Soler, una flexibilización del déficit autonómico del 0,6 % es "poco creíble" en el caso de la Generalitat valenciana que ya haría "un gran esfuerzo" para rebajar hasta el 1,4 % porque a juicio del conseller, esta comunidad parte de una situación "terrible" de la que culpa a la herencia del Partido Popular.

El conseller del Gobierno del socialista Ximo Puig ha dicho llegar a la reunión con el resto de consejeros autonómicos, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, "de entrada insatisfecho", aunque espera que sus argumentos y los de otros dirigentes autonómicos convenzan de "la pluralidad de situaciones" en España.

Sobre el preacuerdo en torno al techo del 0,6 % ha considerado que es "positivo" en la medida de su "flexibilidad" y de que implica "pasar del FLA extraordinario al FLA ordinario", lo que según el conseller implica "pactar la tesorería" donde también hay "tensiones".

Soler ha sido muy crítico con que hoy no se negocie la reforma del sistema de financiación autonómica "cerrado político y legalmente" al ser la Generalitat valenciana la comunidad "peor financiada de España" y no poder soportar "ni un momento más esta situación".

Según el conseller, el actual sistema penaliza a la Generalitat con 250 euros menos de financiación per cápita y ha recordado que tiene un 42 % del PIB de deuda.

"Nuestra posición al final dependerá del grado de flexibilidad que el Ministerio tenga con situaciones extremas como la valenciana" ya que "es imposible que la Comunitat Valenciana cumpla con el techo de déficit".

El titular de Hacienda de la Generalitat ha considerado que si la Constitución atribuye responsabilidades a las autonomías y el Ministerio no atribuye recursos suficientes "quien lo paga no son los gobiernos autónomos, son los españoles".

Según Soler, Montoro quiere "quedar bien con Bruselas" y "favorecer la posición del Gobierno central" y ha considerado que Montoro es ministro del Gobierno pero también ministro de España.