Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- Los tapices del Colegio del Patriarca de Valencia, que datan de principios del siglo XVI, la "edad de oro de la tapicería europea", vuelven a su lugar original en la capilla del Monumento en una exposición que podrá verse hasta el 13 de enero, tras su restauración a cargo de la Real Fábrica de Tapices.

La restauración, financiada por Iberdrola, incluye tres paños de la serie "Moralidades", otros dos de la serie "Parábola de la viña" y otro titulado "Escenas de la vida de Salomón", si bien en el caso del último de ellos y en el de "Moralidades", los tapices siguen en proceso de restauración.

Así lo ha explicado el conservador de la Real Fábrica de Tapices Antonio Sama en la rueda de prensa de presentación de la exposición, que se inaugura esta tarde, y ha destacado el "gran valor histórico" de unos tapices que solo quedan una decena en España.

Se trata de unas piezas "bastante desconocidas", según el conservador, que ha explicado que se encontraban muy deterioradas debido al uso constante durante siglos que se ha dado a la capilla donde se encontraban.

"Estaban sucios, ahumados por el humo de los cirios, y habían sido utilizados en espacios abiertos como parte de procesiones", ha destacado Sama, que ha añadido que, además, a lo largo de los siglos se habían llevado a cabo restauraciones parciales o "apaños" que se habían fijado al forro de los tapices.

Por ello, el proceso de restauración requirió, en primer lugar, quitar los forros y extraer los restos de estos "apaños", un proceso manual en el que intervino una veintena de personas por tapiz, para después proceder a su lavado.

El lavado, necesario "no solo por estética, sino por higiene, para quitar los restos y el polvo", se realizó mediante el sistema de inmersión controlada, por el que cada tapiz se sumergió en una piscina de acero inoxidable en la que se limpió con espuma y agua, y posteriormente se secó con papel absorbente.

La siguiente fase consistió en el paso por el telar de restauración, donde la Real Fábrica optó por una intervención "minimalista" que, en lugar de tejer los huecos, los rellenara con un soporte de tela tintado y colocado en la parte posterior del tapiz, con el fin de "agredir lo menos posible el tejido original".

"La finalización del proceso en los seis tapices se ha retrasado porque nos llevamos una sorpresa al comprobar que lo que parecía que estaba mucho mejor, estaba mucho peor", ha lamentado Sama, que ha destacado que la restauración ha costado en torno a diez u once meses por tapiz.

Todo ello, ha admitido, ha encarecido el presupuesto, si bien el restaurador ha insistido en su "valor histórico" por la época de la que son y por tratarse de series "muy limitadas".

La serie "Moralidades" actúa a modo de "espejo de príncipes" y pretendía enseñar a los soberanos a actuar según las virtudes y evitar los vicios para alcanzar la gracia, mientras que la "Parábola de la viña" retrata un episodio bíblico del evangelio de San Mateo.

Además de la restauración de los tapices, Iberdrola se ha encargado del cambio de la iluminación de la capilla, donde se han colocado luces de led de baja intensidad que "no perjudica el tapiz porque no tiene emisiones ultravioleta".

De cara al futuro, Sama ha recomendado no encender cirios en la capilla, además de realizar una "conservación preventiva" y no cambiar las luces, y ha pedido a la administración que dé a conocer los tapices incluyéndolos en publicaciones y rutas de turismo cultural.