Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- La socióloga Saskia Sassen, ganadora del Premio Príncipe de Asturias en Ciencias Sociales en 2013, ha afirmado hoy que la victoria de Donald Trump ha hecho visibles una serie de condiciones que "los expertos sabíamos que estaban ahí pero que las élites políticas de Washington pretendían que no estaban".

Sassen, profesora de la Universidad de Columbia, ha manifestado asimismo en declaraciones a EFE, tras ofrecer una conferencia en el foro empresarial sobre los nuevos equilibrios de poder y relaciones empresariales Connecting Plus que se celebra en Valencia, que "la noción de tener otro candidato Clinton" tampoco ayudó a los demócratas.

A juicio de Sassen, Hillary Clinton fue "designada" como candidata, y a su juicio "es problemática" y no fue una buena elección.

La prestigiosa socióloga ha lamentado asimismo que en los debates que mantuvo con Trump en televisión, Hillary Clinton se pasara "veinte minutos hablando sobre la reina de la belleza de Venezuela", cuando su actitud debía haber sido la de decirle a Trump: "le escucho pero tengo que hablar sobre esto, con contenido, mostrar su superioridad".

Para Sassen, la actitud que tuvo Clinton responde a la "definición original de los griegos de la tiranía, la de un soberano que trata a sus sujetos como si fueran niños".

A pesar de que considera que ninguno de los dos candidatos eran buenos, reconoce que habría preferido a Clinton porque con Trump "no sabemos lo que va a pasar" y es "peligroso".

Sobre el fenómeno internacional del aumento del populismo y de la extrema derecha, la socióloga ha asegurado que responde a la "caída de un modelo, la democracia liberal, que surge después de la Segunda Guerra Mundial y que funcionó muy bien durante unas cinco décadas" pero que ahora ha agotado su tiempo "y no ha hecho las cosas que debería haber hecho".

La socióloga, nacida en La Haya (Países Bajos), criada en Argentina e Italia y actualmente residente en Estados Unidos, es considerada como un referente mundial en temas urbanos y de sociología de la globalización, de los que ha hablado en su intervención en la conferencia que ha ofrecido en Valencia, y a la que han asistido cerca de 600 personas de más de 30 nacionalidades.

La autora de "La ciudad global" ha abordado en el encuentro el papel de las ciudades en la economía global, y ha señalado que el espacio de la ciudad es "estratégico", pero ha indicado que una de las grandes amenazas hoy en día de las urbes es el "aumento de su densidad de manera extrema".

"No es necesario tener una jungla de torres para ser una ciudad con poder en circuitos globales", ha añadido, sino la "variedad", y ha alertado del aumento desmesurado de la compra de propiedades, que no ayudan al desarrollo sino que incrementan la densidad de edificios y que en realidad están "desurbanizando" la ciudad.