Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha lamentado hoy los "gastos en diferido" en los Presupuestos de la Generalitat, ya que en 2017 habrá que pagar 7,5 millones de euros por la Fórmula Uno "que no iba a costar nada", 3,2 millones por la Ciudad de la Luz y 33 millones por Feria Valencia.

Puig se ha pronunciado así en la sesión de control parlamentario en respuesta a una pregunta sobre su política económica que le ha hecho la portavoz del PP, Isabel Bonig, quien durante su intervención ha colgado en la tribuna de oradores de Les Corts una camiseta con la frase escrita en valenciano "Transparencia. Queremos los papeles".

Bonig ha explicado que eso era lo que pedía el actual Consell cuando estaba en la oposición (ha llegado a mostrar una fotografía de la vicepresidenta Mónica Oltra con esa camiseta), y ahora el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat ha condenado varias veces al Consell por falta de transparencia.

Al bajar de la tribuna, Bonig le ha entregado la camiseta a Oltra, quien la ha cogido y la ha colgado en el respaldo de su escaño de Les Corts Valencianes, y posteriormente le ha dado las gracias y le ha dicho que la colocará "en un lugar de honor" en su despacho.

La portavoz popular ha acusado a Puig de no haber tenido tiempo en el año y medio que lleva en el gobierno de construir el colegio 103 de Valencia, y le ha propuesto destinar los cuatro millones que hay para abrir fosas de la memoria histórica y los 1,2 millones para subir los sueldos de altos cargos a "rescatar personas", a servicio públicos de calidad, a educación pública y "al 103 o al que usted quiera".

El president le ha preguntado si se está "burlando de la gente" al hablar del colegio 103, tras "años y años de barracones" y de haber dejado un solar que ahora dice el ADIF que "no está en condiciones", por lo que le ha pedido "pocas bromas" y ha resaltado que "ya está bien", porque "el espectáculo" tiene un límite.

Sobre las críticas de Bonig a la baja ejecución presupuestaria, el president le he replicado que un dato importante es que el actual Consell tiene un "cero por ciento ejecutado en corrupción".

Respecto a la política económica, ha destacado que todos los indicadores "van mejor" que cuando gobernaba el PP, pues por ejemplo se ha reducido el número de parados y la economía valenciana y las exportaciones crecen por encima de la media, aunque hasta que el paro no baje a unos niveles que sean "prácticamente técnicos" esos datos serán insuficientes.

Bonig también ha criticado la falta de diálogo del Consell en torno al sistema de retorno de envases SDDR, en el que "todo el mundo está en contra", si bien Puig ha destacado que el Consell dialoga de forma permanente y lo seguirá haciendo siempre, porque esa es una de sus "señas de identidad".

La portavoz popular ha cuestionado que la Conselleria de Economía, que debería ser "motor del crecimiento" de la Comunitat, en octubre tenía ejecutados solo 28 millones de los 340 consignados para once programas, y ha criticado que se vaya por la vía judicial en materia de horarios comerciales.

En el turno de repreguntas, el diputado del PP Rubén Ibáñez ha acusado a Oltra de "multiplicar por nueve" las facturas en el cajón, mientras que la vicepresidenta ha negado que las tenga; ha afirmado que fue Bonig la que dejó en los cajones ayudas a la vivienda de 60.000 familias, y ha defendido que el 90 % del presupuesto comprometido se ha ejecutado ya.

La diputada del PP Eva Ortiz ha criticado también que las prioridades del Consell son subirse el sueldo, tener más asesores y dar ayudas "sectarias" a asociaciones catalanistas y a Baltasar Garzón.

Mónica Oltra le ha pedido a la diputada popular que hable de su propio sueldo, pues "cobra más que el president de la Generalitat".

La vicepresidenta ha acusado además a "todo el equipo" de Bonig en la Conselleria de Infraestructuras de irse el puente de octubre "a comer cochinillo a Segovia a cargo de la Generalitat", mientras no pagaban las ayudas a la vivienda, y ha destacado que todas las ONG tienen ahora más ayudas, que se dan en concurrencia competitiva.