Las Provincias

Alcoy , 1 dic .- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado hoy en Alcoy que el edificio de Centre d'Art d'Alcoi (CADA), un emblemático inmueble modernista que lleva cinco años cerrado, se convertirá en una subsede del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

Esta decisión del gobierno autonómico valenciano supondrá la reapertura de un gran espacio cultural, que llevaba un lustro sin actividad.

Este ambicioso proyecto se ha hecho público en el transcurso de una visita realizada por el máximo mandatario autonómico a este singular edificio, en la que también han participado el conseller de Educación y Cultura, Vicent Marzá; el alcalde de Alcoy, Antonio Francés, y el presidente de la Fundación CAM, Luis Boyer.

La futura subsede alcoyana del IVAM estará ubicada en uno de los elementos patrimoniales más singulares del modernismo alcoyano.

Construido a principios del siglo XX, este inmueble albergó las oficinas centrales del Monte de Piedad de Alcoy, una entidad pionera en la promoción de la economía alcoyana.

Fue diseñado por el arquitecto Vicente Pascual, alumno de los grandes maestros modernistas catalanes de principios de siglo.

Se trata de una pieza arquitectónica cargada de valores simbólicos para los alcoyanos, que la consideran como una muestra de una de las etapas más brillantes de la historia de la ciudad y de su capacidad para generar proyectos propios.

En diciembre de 2010, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, con la colaboración de la Conselleria de Cultura, inauguró en este recinto un gran espacio cultural bajo la denominación de Centre d'Art d'Alcoi.

Durante nueve meses, el edificio albergó importantes exposiciones de artes plásticas, aunque acabó cerrando sus puertas en 2011 a causa de la crisis de la CAM y de su posterior desaparición.

El inmueble pasó a ser propiedad de la Fundación CAM y ha permanecido cerrado durante los últimos cinco años, aunque ahora, gracias a la colaboración entre el ayuntamiento de Alcoy, la Fundación CAM y la Generalitat, se reactiva.

La decisión de la Generalitat de convertir el CADA en subsede del IVAM le pone fin a una situación anómala, que había privado a Alcoy de una infraestructura cultural de primer rango, devolviéndole a la ciudad un elemento central de su patrimonio y situándola en la vanguardia artística, con la instalación de una institución valenciana de alto prestigio internacional en materia de arte contemporáneo.

Las obras de adecuación del inmueble para su conversión en subsede del IVAM serán financiadas por la Conselleria de Cultura y por el Instituto Valenciano de Finanzas, y se desarrollarán a lo largo del año 2017.

A partir de ahora, serán los técnicos los que determinarán las acciones a seguir y en qué plazos se pondrá en marcha este proyecto, así como el presupuesto total de la adecuación de CADA para su nuevo cometido.