Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- Puerto Mediterráneo ha asegurado que el informe de la Conselleria de Vivienda por el que se desestimó la Actuación Territorial Estratégica (ATE) del proyecto comercial "no es conforme a derecho" en cuanto a la anchura de la zona de protección de la CV-35.

El promotor ha asegurado en un comunicado que la "falta de rigor técnico y jurídico" de la memoria de la comisión ambiental de la ATE Puerto Mediterráneo Shopping Resort "afecta a todas y cada una de las razones esgrimidas en dicho informe".

El pasado 10 de octubre la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio informó de que había asumido las determinaciones de la memoria ambiental y denegaba por tanto la realización del proyecto de Puerto Mediterráneo.

Esa memoria negativa de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Generalitat se basó en unos accesos insuficientes y en el aumento de la contaminación atmosférica por aumento de desplazamientos en vehículo privado.

El promotor argumenta que una sentencia del Tribunal Superior de Justicia valenciano de 2009 avala la aplicación del II Plan de carreteras en una sentencia que apela a la delimitación recogida en ese plan sobre la zona de protección de las carreteras, de 50 metros para las vías con una intensidad media diaria superior a 5.000 vehículos al día.

Esa sentencia "podría ser utilizada como doctrina judicial" por Puerto Mediterráneo, según asegura, para añadir que el informe de la Subdirección General de Movilidad en virtud del cual se desestimó la ATE "no tuvo en cuenta" el vigente II Plan de Carreteras de la Generalitat.

Según argumenta, esa memoria sostiene que el límite del sector con la CV-35 contraviene la Ley de Suelo no Urbanizable, pero la sentencia 815/2009, de 23 junio de 2009, considera que la norma de aplicación es el II Plan de Carreteras.

La regulación establece que la CV-35 es una carretera de la red básica con una zona de protección de 50 metros por tener una intensidad media diaria superior a 5.000 vehículos diarios, según propuso el promotor del proyecto y "fue aceptado e informado favorablemente de manera previa" por los órganos correspondientes de la Generalitat.

Sin embargo, el informe de Movilidad estableció que la zona de protección de la CV-35 debía de tener una anchura de 100 metros.

Según el apartado 4.5.4 del II Plan de Carreteras, con carácter general la zona de protección de las carreteras de la red básica es de 25 metros a cada lado, y excepcionalmente, las autopistas, autovías y las carreteras cuya intensidad media diaria sea superior a 5.000 vehículos/día y los tramos de previsible desdoblamiento, en éste y en próximos planes de carreteras, tienen una zona de protección de 50 metros.

Puerto Mediterráneo indica que esta normativa evidencia por qué los informes precedentes en materia de carreteras emitidos por el Servicio de Planificación y el Servicio de Proyectos de Infraestructuras de la Conselleria estaban conformes con las zonas de protección planteadas por el promotor de la ATE.

Sobre otro de los asuntos de la memoria ambiental, el promotor ha recordado que la Confederación Hidrográfica del Júcar ha emitido recientemente un informe público en el que concluye que Puerto Mediterráneo "no incrementa el riesgo de inundabilidad y garantiza los recursos hídricos".

En ese informe la entidad reitera su posición favorable al proyecto en respuesta a la petición emitida el pasado julio por la subdirección de Territorio y Paisaje, según asegura.