Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- El escritor, traductor y antropólogo Joan Francesc Mira ha reivindicado hoy que la antropología es, "o tendría que ser, más que observación e interpretación desencarnadas y crudas", y ha defendido que la literatura "puede ser mucho más que pasatiempo sin sustancia".

Así se ha expresado en su discurso de aceptación de la Medalla de la Universitat de València, en un acto celebrado en el Paraninfo de La Nau, en el que ha participado el rector de la Universitat, Esteban Morcillo, entre otras personalidades, ha informado la institución académica en un comunicado.

Mira ha afirmado que la distancia entre antropología y literatura no está tanto en la materia o tema que trata un autor ni únicamente en la relación objetividad-subjetividad, sino también "en el hecho de que el antropólogo, como practicante de una ciencia, tiene que duplicar para explicar, y su explicación pretende ser, justamente, la réplica del real descubierto y constatado".

Ha indicado que se trata, además, "de una réplica construida con un cierto método", ya que el antropólogo reproduce algún aspecto "ordenado, con el orden que él ha descubierto, y aquello que antes no se veía o no se entendía, ahora se ve y se comprende".

Mira ha explicado que el escritor, por su parte, lo que hace es "exponer ese desorden y esa confusión", ya que éste "no ordena el desorden: lo desvela y lo muestra. Busca que, en el lector, el misterio le llegue como misterio, y que aquella oscuridad al fondo de la escalera la experimente como oscuridad".

"El antropólogo, en sus mejores momentos, analiza o interpreta emociones y perplejidades; el escritor las contagia y las hace sentir", ha manifestado.

Para Mira, "una de las cosas que diferencian al antropólogo de los profesionales de otras ciencias próximas es su especial carácter de transmisor de una experiencia personal".

"No es sólo, como los otros, un puro observador atento que constata hechos, que recoge y acumula datos. Es, también, alguien que convive con el objeto que observa, que vive, o al menos intenta vivir, entre y en los personajes del drama", ha apuntado.

La catedrática de Josepa Cucó ha sido la encargada de leer la "laudatio", en la que ha destacado que Joan Frances Mira fue "el primer valenciano en ser reconocido públicamente como antropólogo y también el primero en estudiar antropológicamente la sociedad y la cultura valencianas".

Cucó ha recordado la producción literaria de Mira, para finalmente resaltar el compromiso cívico y político de este escritor y antropólogo, "bajo el cual late la promoción de la lengua y cultura valencianas, así como la recuperación de la conciencia civil entre los valencianos".

El rector de la UV, por su parte, ha calificado a Mira como "un auténtico maestro", en el sentido de su actividad docente, como catedrático de griego de instituto y como profesor universitario, pero también en el sentido "de creación de escuela, de la escuela de la antropología social valenciana".

Joan Francesc Mira (Valencia, 1939) es bachiller en Filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma, licenciado por la Lateranense, y licenciado y doctor por la de Valencia, y ha colaborado con diferentes instituciones académicas nacionales e internacionales.

Fundó y dirigió el Instituto Valenciano de Sociología y Antropología Social y el Museo de Etnología de Valencia, y es miembro del Instituto de Estudios Catalanes (Sección de Filosofía y Ciencias Sociales) y de la Academia Valenciana de la Lengua.

Es autor de más de cuarenta libros, que van de las ciencias sociales y el ensayo a la narrativa o a la traducción de textos clásicos, y ha recibido numerosas distinciones.