Las Provincias

Madrid, 1 dic (EFE).- El Ministerio del Interior será implacable en su lucha contra los delitos de odio para "arrinconarlos" y, sobre todo, contra los que se dirigen a personas discapacitadas, que con 226 el pasado año representan el 17 por ciento del total de los detectados, de ellos 43 en la Comunitat Valenciana.

Son datos que se han puesto de manifiesto en una jornada organizada por la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA), inaugurada por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, quien ha resaltado la lucha contra esos delitos como una prioridad de Interior.

En la inauguración han participado también la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa; el viceconsejero de Presidencia y Justicia de la región, Enrique Ruiz Escudero, y el presidente del CERMI, Luis Cayo.

Los datos del pasado año arrojan un total de 1.328 delitos de odio, un 13,6 por ciento más que el año anterior. De ellos, 226 fueron dirigidos contra discapacitados y, de estos, 43 se registraron en la Comunidad Valenciana, 42 en Andalucía y 28 en Madrid.

Tras el acto, Nieto ha dejado claro el papel de los medios de comunicación para concienciar sobre la necesidad de denunciar y erradicar estos delitos y les ha pedido que se involucren en esa tarea.

Nieto ha enumerado las medidas adoptadas hasta ahora contra este tipo de delitos, como el protocolo de actuación para las Fuerzas de Seguridad, el endurecimiento de las penas y la mejora en la atención a las víctimas, pero ha insistido en que queda lo más difícil, "que haya una conciencia indudable en la inmensa mayoría de la sociedad para marginar a los delincuentes".

"Hay que conseguir entre todos que igual que se ha avanzado en la lucha contra la violencia de género, igual que fue la respuesta social la que arrinconó al terrorismo de ETA, arrinconar y erradicar los delitos de odio", ha apostillado.

Al igual que Nieto la delegada del Gobierno en Madrid ha mostrado su preocupación por el alto porcentaje de personas que no denuncian este tipo de delitos, que en Europa, según los estudios de agencias comunitarias, asciende a entre el ochenta y el noventa por ciento.

Dancausa ha instado a las víctimas a denunciar y a que cambien de actitud aquellas que todavía siguen pensando que acudir a una Comisaría no sirve de nada y que las agresiones salen gratis.

Mientras el viceconsejero de Presidencia y Justicia ha explicado las medidas que el Gobierno de Cristina Cifuentes ha puesto en marcha, entre ellas el proyecto de ley de protección contra las acciones de incitación al odio, la discriminación y la intolerancia, que ha sido sometido a consulta de los estamentos implicados.

Una iniciativa que será llevada a la Asamblea regional y que prevé multas de hasta 45.000 euros por acciones muy graves que inciten al odio.

Por su parte, el presidente de FAMMA, Javier Font, ha considerado necesario buscar "alianzas entre unos y otros" para inculcar nuevos valores en la ciudadanía y evitar actos "deleznables" que atentan contra los colectivos más vulnerables.

El represente de CERMI ha insistido en que los discapacitados son uno de los grupos más expuestos a estas agresiones motivadas por el odio y ha lamentado que hoy en día aún haya personas que todavía consideren a los integrantes de este colectivo seres inferiores y menos valiosos.

Luis Cayo ha aprovechado para solicitar una respuesta penal más contundente contra esas conductas.