Las Provincias

Elche , 1 dic .- Pablo Hervías, extremo del Elche, aseguró hoy que confía en que el partido que disputará su equipo ante el Mirandés marque un punto de inflexión positivo en la trayectoria del conjunto ilicitano durante la temporada.

"Soy muy positivo y quiero pensar que sí lo puede marcar. Además, se acercan las vacaciones y nos daría confianza para el partido de la semana que viene", dijo el extremo riojano, quien agregó que el Elche buscará "con todas nuestras fuerzas" la victoria en Anduva.

El futbolista admitió que el equipo ilicitano desea lograr por fin encadenar dos victorias consecutivas, aunque recordó que no solo depende del Elche "sino también de que la pelota quiera entrar o del rival, que también necesita ganas después de una mala racha".

El riojano no encontró explicación a la irregularidad del equipo y admitió que en ocasiones "parece que cuando nos tocan la fibra, reaccionamos, pero no es así".

Hervías espera un Mirandés "en tromba" en los primeros minutos, por lo que abogó porque el Elche sepa llevar el partido a su terreno "para poder llevarnos los puntos". "Hay que intentar que les pueda la ansiedad de verse últimos", dijo.

Hervías, que dijo encontrarse en un buen momento físico y muy implicado en las labores defensivas, afirmó que el Elche volvió a encontrarse la pasada jornada ante el Mallorca con su estilo de juego. "Sacamos la pelota desde atrás y fuimos sólidos en defensa. Esa es la línea a seguir", aseguró.

El extremo del Elche elogió a su compañero Guillermo Fernández, del que destacó su calidad y capacidad de trabajo, así como la proyección del joven Liberto Beltrán, del que comentó que "es un jugador con gran potencial siempre aporta cosas al equipo cuando sale".

Pablo Hervías admitió estar "tocado" por la lesión de su compañero Javier Matilla, quien ha dicho adiós a la temporada por una lesión en la rodilla.