Las Provincias

Alicante, 1 dic (EFE).- La plantilla del Hércules ha retomado los entrenamientos con la mente puesta en el encuentro de Liga que el domingo le mide con el Atlético Baleares y ha aparcado la Copa del Rey, competición en la que este miércoles empató a uno frente al Barcelona.

El conjunto alicantino ha trabajado sin ningún tipo de celebración especial pero con la alegría de haber plantado cara al Barcelona y haber cosechado un inesperado empate a pesar de la diferencia de categoría entre ambos equipos.

Luis García Tevenet, técnico del Hércules, ha organizado una sesión de recuperación en la que los futbolistas que fueron titulares se han ejercitado a menor ritmo, mientras que los que no jugaron o lo hicieron pocos minutos alargaron su trabajo.

En este sentido, futbolistas como Pol Bueso, José Carlos Romero 'Checa', José Luis Miñano, Chechu Flores o Jesús Berrocal han entrenado con mayor intensidad sobre el césped del estadio Rico Pérez.

No obstante, aunque Tevenet ya ha centrado su discurso en el choque de este domingo contra el Atlético Baleares, será a partir de este viernes cuando el equipo empiece a trabajar aspectos del partido ante el conjunto mallorquín.

La visita del Barcelona ha sido considerada por el vestuario herculano como un simple paréntesis de la Liga, competición en la que no atraviesan su mejor momento después de haber encadenado dos derrotas y haberse alejado a diez puntos del liderato.