Las Provincias

Castellón, 1 dic (EFE).- El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha reconocido que la realidad del sistema bancario español "es mucho mejor que su imagen" porque "hoy la realidad de la banca no está teñida ya por esos hechos del pasado que afloran en los medios".

Según ha aseverado Jose Ignacio Goirigolzarri, "mantener esta permanente sospecha" sobre el sistema financiero "es malo para la sociedad", pues obliga a tomar decisiones "desde el punto de vista regulatorio o legal que en el corto plazo levantan aplausos" pero "no en el medio o largo plazo".

Goirigolzarri ha hecho estas declaraciones en una jornada empresarial celebrada en el Puerto de Castellón, en la que ha destacado que la provincia supone "un 20% de la cuota de mercado de Bankia" y ha señalado que la entidad ha financiado 1.152 proyectos a pymes castellonenses en los nueve primeros meses del año, un 13% más que el año pasado, y por un importe de 152 millones de euros.

El presidente de Bankia ha asegurado que la situación actual del sistema bancario español es "sumamente eficiente y solvente" gracias a los "sacrificios" y el "esfuerzo" realizados durante los años duros de la crisis.

Ha añadido que es necesario "quitarse la mochila del pasado" y eso pasa por "reconocer los errores" y por establecer una línea de diferenciación entre el pasado y el presente, que en el caso de Bankia se plasmó "en el cambio de personas en el Consejo, y además hemos puesto en conocimiento de supervisores e instancias judiciales más de 40 casos de apariencia no ortodoxa".

Aunque ha reconocido que la sociedad "está muy decepcionada con el funcionamiento del sistema financiero durante la crisis" y que la ciudadanía ha culpado a los banqueros del deterioro de su nivel de vida, "probablemente éstos no sean los únicos responsables" y ha indicado que en el tema reputacional "han pagado justos por pecadores".

Ha reclamado también "poner en valor los sacrificios de la banca" en estos años, un sacrificio "financiero" y un "fortísimo proceso de ajuste" que ha llevado al sector a cerrar más de 15.000 oficinas en España y a reducir en 85.000 trabajadores su plantilla.

Junto al rescate de la reputación, Goirigolzarri ha destacado que el otro gran reto para la banca española es la rentabilidad, "porque estamos por debajo de lo que los inversores piden".

No obstante ha puntualizado que Bankia es, entre los seis grandes bancos españoles, "el que cuenta con la mejor eficiencia, el mayor nivel de solvencia, el de mayor rentabilidad sobre fondos propios y el que consigue una mayor cifra de beneficios en sus operaciones de España".

Ha destacado la transformación y el ajuste protagonizado por Bankia en estos últimos cuatro años, que han permitido obtener "un consejo totalmente profesionalizado" y acometer "un plan de reestructuración muy profundo" que, entre otros aspectos, ha supuesto reducir de 3.000 a 2.000 las oficinas.

"Somos el único banco europeo que ha cumplido el plan de reestructuración marcado por la Unión Europea con dos años de antelación", ha señalado.

También ha recordado que Bankia ha empezado a devolver 1.600 millones de las ayudas recibidas, que ha alcanzado este año el grado de inversión, ha entrado en el índice Dow Jones de Sostenibilidad y ha ratificado su posición como el banco más solvente dentro de los seis grandes en los test de estrés.