Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- La portavoz del PP en la Diputación de Valencia, María Carmen Contelles, ha criticado hoy que las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat en la carretera CV-500 se hayan hecho de espaldas a los vecinos de los municipios afectados.

Contelles, acompañada por diputados del grupo popular, ha recibido a los representantes de las asociaciones de empresas y vecinos de las localidades afectadas por las obras de la CV-500 que hoy se han manifestado en Valencia para pedir su reversión, ha informado el grupo en un comunicado.

La portavoz popular ha señalado que los representantes vecinales y empresariales de la zona les han transmitido "la absoluta falta de participación vecinal en las decisiones tomadas en una vía que afecta a varios municipios, pedanías y entidades locales menores de la provincia de Valencia".

En la reunión, los representantes han puesto de manifiesto "los múltiples perjuicios económicos y de seguridad vial que suponen estas modificaciones de una vía marcadamente turística y de actividad agrícola", han indicado las mismas fuentes.

Según Contelles, "estamos de nuevo ante una descoordinación e improvisación entre administraciones, en este caso la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia, donde cada una toma sus medidas en la carretera, como la instalación de badenes y semáforos o estrechar la calzada sin contar con los vecinos".

La portavoz popular ha destacado que las obras de la CV-500 "afectan directamente a la actividad comercial y turística de los municipios, a la calidad de vida de sus vecinos y la creación de empleo".

"Las administraciones no pueden actuar de espaldas a sus vecinos y deben escuchar sus legítimas reclamaciones", ha manifestado la diputada provincial.