Las Provincias

Valencia, 1 dic (EFE).- El pleno de Les Corts Valencianes ha acordado hoy convalidar hoy el decreto ley de Sanidad sobre concertación de servicios sanitarios con entidades públicas o privadas sin ánimo de lucro, en una votación que se ha tenido que hacer a mano alzado al no funcionar el sistema electrónico.

La convalidación de la norma ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios a excepción del PP, que se ha abstenido, aunque se ha conseguido la unanimidad para solicitar que ahora se tramite como proyecto de ley.

El decreto ley ha sido presentado por la consellera de Sanidad, Carmen Montón, quien ha explicado que el objetivo de la norma es poner en funcionamiento el régimen para la prestación de servicios públicos de carácter sanitario con entidades sin ánimo de lucro, y dar cobertura jurídica a esos servicios.

Ha lamentado que el Gobierno de España no ha aprobado en el plazo marcado, que acabó el pasado abril, "ningún instrumento de trasposición" de las directivas europeas que regulan estas contrataciones, lo que les ha obligado a regular jurídicamente los diferentes supuestos que se pueden dar en la prestación de estos servicios.

Montón ha indicado que además que con esto se da una respuesta "eficiente y eficaz" a la concertación de determinados servicios sanitarios y se ofrecen a la ciudadanía soluciones en el menor plazo posible, y ha señalado que el decreto establece el procedimiento, los requisitos de las entidades y las causas de extinción de estos conciertos.

El diputado del PP José Juan Zaplana ha justificado la abstención de su grupo en que no comparten la urgencia de la tramitación, por decreto, y ha explicado que la semana pasada el Gobierno aprobó la trasposición de esas directivas europeas, algo que no había podido hacer antes porque durante un año no ha habido "Gobierno ni Cortes".

Además, ha destacado que en estos momentos hay dos legislaciones en tramitación sobre esta misma materia, una que ha hecho la vicepresidenta Mónica Oltra a través de la ley de Acompañamiento a los Presupuestos, y la que ha hecho Montón "vía decreto", lo que a su juicio evidencia una "falta de coordinación y un despropósito tremendo".

"En lugar de mestizaje, parece que están haciendo espionaje en la gestión" de las decisiones del "Consell del Titanic", ha lamentado Zaplana.

Asimismo, ha indicado que, según los informes que acompañan al decreto, la urgencia de esta regulación busca atender dos problemas: que ha terminado el contrato con Cruz Roja para el suministro de metadona a drogodependientes, y que en diciembre termina el contrato con el IVO.

"Parece ser que esta norma nace ex profeso para regular esos dos conciertos", ha indicado el diputado popular, quien ha considerado que esos casos se podían haber regulado por convenios, salvo que quieran cambiar las relaciones con esas entidades.

Finalmente, ha criticado que no se ha dado participación a las propias organizaciones afectadas, a pesar de que nace para crear conciertos con entidades sin ánimo de lucro, lo cual les "sorprende enormemente".

Por otra parte, Zaplana ha replicado al president de la Generalitat, Ximo Puig, que anteriormente sí que se han llevado a cabo auditorías y liquidaciones sobre las concesiones sanitarias, pues había un Plan de auditorías para ello, la última de ellas aprobada en diciembre de 2015 sobre el departamento de salud de La Ribera y firmada por la exsecretaria autonómica Dolores Salas.