Las Provincias

Castellón, 30 nov (EFE).- Los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo en el interior del Palacio-Castillo de Betxí (Castellón) desde hace varias semanas han sacado a la luz el muro primigenio del edificio, del siglo XIV, según han informado fuentes municipales.

Este hallazgo "es de vital importancia" para reconstruir la historia y el origen de la edificación "y certifica casi con toda seguridad la existencia del castillo antes de que fuera construido el Palacio", ha indicado Gustavo Aguilella, el arqueólogo que dirige los trabajos.

A pesar de que los restos de la muralla, situada en medio de la Sala de la Volta del siglo XV, estaba enterrada por completo, ahora se han podido recuperar más de tres metros perimetrales por cerca de uno y medio de profundidad que, al parecer, "aprovechó un talud orográfico que debía haber en este punto antiguamente".

La aparición de la muralla es un hecho de carácter excepcional, ya que supone un paso más en la reconstrucción histórica y arquitectónica que se está llevando a cabo en el edificio de forma paralela a su restauración.

De hecho, las labores de investigación dirigidas por Aguilella en los últimos años han sacado a la luz numerosos restos de construcciones pretéritas, como por ejemplo de la antigua fábrica de cerámica o de las almazaras de vino situadas en el patio Renacentista y en la entrada de la cocina de Pascual Meneu, del siglo XIX.

Asimismo, este verano aparecieron enterrados en la sala gótica más de 80 cántaros de arcilla, que probablemente se remontan al siglo XV.

En los últimos días se han llevado a cabo por parte de una antropóloga trabajos de extracción, catalogación y documentación de los restos de enterramientos humanos encontrados en la sala de la bóveda.

Se trata de un fragmento de cráneo y de partes de las extremidades inferiores, de los cuales se enviará una muestra a Estados Unidos para realizarles la prueba del carbono 14 y poder datarlos con exactitud de cara a estudios posteriores, han señalado las mismas fuentes.

Por otro lado, mientras continúan las obras de restauración de la planta baja del Palacio, representantes del Ministerio de Fomento realizaron este martes la primera inspección de los trabajos para comprobar el estado actual del proceso.

Los inspectores fueron testigos de los avances realizados en los últimos meses en la parte gótica, el techo y sobre todo en la fachada del Patiàs, "que estaba en un estado lamentable hace sólo unos meses y que ahora ha sido restaurada completamente", han indicado desde el Consistorio.

El equipo de arqueólogos espera que en las próximas semanas terminen los trabajos y se pueda entrar en una de las fases principales, con la reconstrucción del techo de la parte gótica y, especialmente, con el inicio de la instalación del suelo de la sala de la Volta.