Las Provincias

Alicante, 30 nov (EFE).- El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la pena de ocho años de prisión impuesta por la Audiencia de Alicante al autor de un intento de homicidio registrado en Benidorm en 2012, según un auto al que ha tenido acceso Efe.

El alto tribunal no ha admitido a trámite el recurso de casación contra la condena presentado por la defensa al considerar que no se ha producido "ninguna infracción del derecho a la tutela judicial efectiva" en contra del acusado.

Los hechos ocurrieron de madrugada el 17 de agosto de 2012 en un callejón de Benidorm cuando el agresor, que iba acompañado de otras dos personas que resultaron absueltas, se dirigió a un transeúnte a quien no conocía de nada y que se dirigía a su hotel y comenzó a increparle.

En medio de un gran estado de agitación, comenzó a preguntarle si tenía "algún problema" y a continuación le asestó hasta once puñaladas en el tórax, los brazos y el abdomen, así como múltiples patadas en varias partes del cuerpo.

La agresión continuó incluso en el suelo y la víctima salvó la vida pese a la abundante hemorragia que sufría porque se arrastró hasta el extremo del callejón y pudo pedir el auxilio de otras personas.

Mientras tanto, el atacante arrojó el cuchillo en un contenedor de basuras y se metió en el interior de un pub con un amigo para tratar de ocultarse.

El agredido sufrió importantes heridas que pusieron en grave riesgo su vida y por las que necesitó diez días de estancia hospitalaria y sesenta de curación, por lo que la sección segunda de la Audiencia de Alicante le reconoció una indemnización de 25.000 euros.

Por su parte, el agresor, identificado con las siglas E.D.R.J., fue condenado a ocho años de cárcel como autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

La sentencia, fechada en diciembre del pasado año, fue recurrida por el condenado con el argumento de que no tenía intención de matar al transeúnte y había actuado bajo la influencia del alcohol.

La sección primera de la Sala de lo Penal del Supremo ha rechazado ahora admitir a trámite el recurso al entender que la resolución de la Audiencia es inapelable.

El auto, que está fechado el pasado 10 de noviembre, establece que la acción del acusado creó "una elevada probabilidad de acabar con la vida de la víctima", lo que justifica la aplicación del delito de homicidio frustrado.