Las Provincias

Madrid, 30 nov (EFE).- El pleno del Senado ha rechazado hoy con una amplísima mayoría la propuesta de Compromís de crear la figura reglamentaria del senador no adscrito a ningún grupo, para el caso de los senadores declarados tránsfugas por su propio partido político o por darse circunstancias de pérdida de confianza.

El castellonense Carlos Mulet, que registró su iniciativa hace más de un mes, ante el caso del PP y Rita Barberá, ha defendido la vigencia de su propuesta tras el fallecimiento de Barberá y se ha mostrado convencido de que "llegará un momento en que se tendrá que regular" dicha figura, como se ha hecho en los parlamentos autonómicos.

El PP, con mayoría absoluta en la Cámara Alta, ha justificado su rechazo a la propuesta -que ha obtenido sólo 3 votos a favor, 204 votos en contra y 35 abstenciones- en su "difícil encaje constitucional".

La senadora 'popular' Rosa Vindel se ha mostrado convencida de que vulnera el derecho de participación política garantizado por la Constitución, que atribuye a los grupos parlamentarios la característica de entes imprescindibles y principales para la función parlamentaria.

También ha votado en contra el PSOE, que considera que una modificación de este calado del Reglamento del Senado debería abordarse con más "sosiego" y no a partir de un caso concreto como el de Rita Barberá.

La senadora María Luisa Carcedo cree además que la creación del senador no adscrito debería preservar además su capacidad para la iniciativa parlamentaria y regular con más precisión con el grupo de origen y el de destino.

Por su parte, Unidos Podemos ha presentado un texto alternativo -también rechazado por el pleno- que circunscribía la figura del senador no adscrito a aquellos senadores que no renuncian a su acta pero que son expulsados o causan baja voluntaria del partido con el que se presentaron a las elecciones.

Esta propuesta -de "espíritu económico", según el PP-, incluía que los senadores no adscritos no pudieran continuar ocupando cargo alguno en los órganos del Senado a fin de que no pudieran percibir ningún complemento económico por razón del cargo ni ninguna de las prestaciones derivadas de la pertenencia a un grupo parlamentario.

A favor de regular esta figura se ha mostrado también el senador del PDECat Josep Lluís Cleries, que ha criticado que sea el PP el que tenga que "decir lo que está dentro y fuera de la Constitución" o "quién tiene grupo o no".

Jokin Bildarratz (PNV) ha dicho que la creación de esa figura "puede ser positiva", pero ha votado en contra por dudas constitucionales y por no compartir -ha explicado- el "punto del que nace la iniciativa".

A ese respecto, ha llamado a analizar el asunto de manera "serena" y "equilibrada", en lugar de responder a una "actuación contra una persona que ya no está desgraciadamente con nosotros", en alusión a la senadora Rita Barberá, fallecida hace hoy una semana.

En nombre de Ciudadanos, Francisco Javier Alegre, ha defendido que no se puede trasladar al Senado la figura del "no adscrito" que existe en los municipios y parlamentos autonómicos.